Publicidad

Cómo elegir un buen compañero de viaje

Cómo elegir un buen compañero de viaje
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Elegir bien. Esa es la cuestión.

Cuando nos enfrentamos a la decisión de viajar solos o acompañados, claro, siempre resulta más agradable plantearse la primera opción como la ideal. Compartir experiencias, gastos, inquietudes, trámites, esperas, alegrías y sinsabores

Ahora bien, un buen compañero de viaje es aquel que nos enriquece nuestra propia experiencia (y, por ende, nosotros la suya). Que se convierte en un colega del camino y no en un trasto pesado que debamos arrastrar a duras penas. Una fuente de inquietudes, y no un lastre que nos empantane en mitad del camino.

Los riesgos están allí, cuando debemos elegir un buen compañero de viaje. Por más que conozcamos a la persona que piensa compartir nuestra ruta, el día a día y la convivencia destapan el "lado oscuro" de cualquier de nosotros.

Por eso, me resultó interesante un post que comenta algunas cuestiones a tener en cuenta al momento de elegir. Me permito hacer un resumen libre del original, ya que está en inglés (abajo dejo el enlace a la fuente de todas formas) y agrego mi visión del tema en cada punto.

  1. Tener algo en común: Aunque no sea tu "alma gemela" deben compartir ciertos intereses: visitar galerías de arte, probar la comida local, lo que sea. Si tienen intereses totalmente distintos, será muy difícil combinar las actividades (y el humor)

  2. Evitar los viajeros neuróticos: Las conductas obsesivas que pueden "disculparse" en casa, se harán insoportables en un viaje. ¿El candidato/a es muy meticuloso con la limpieza? ¿ O es intransigente con el horario de la comida?

  3. Convenir un presupuesto de viaje similar: Nada mas desagradable que viajar con alguien que no comparte las bases "económicas de una ruta". En un caso práctico, me ha tocado sobrevivir a viaje donde mi "colega" sólo se fiaba de comida "internacional" (?) por lo que cuando estaba preparando mi "menú" comprado en una tienda popular, ella vagaba buscando un Mac o un BK y sino, la encontraba muy sentada en un restaurant mientras yo cargaba con mis naranjas y mi pan hecho migas en el bolsillo. Brrrr !

  4. Hacer una "prueba piloto": Un simulacro, un ensayo de lo que será el "gran viaje". Tal vez probar la convivencia en un fin de semana o algo así. La experiencia previa nos podrá dar una idea del grado de flexibilidad y adaptación de cada uno de nosotros al otro y a las circunstancias que se presenten a lo largo del viaje.

  5. Hablar: Quiero decir, hablar de verdad. Comunicarse. A lo largo de la ruta serán muchas las veces en que tendremos que plantear alternativas, buscar soluciones consensuadas, transigir, mediar, negociar, perder o ganar pequeñísimos espacios de poder. Si no hay un canal verdadero de comunicación franco (hablar y escuchar) será muy difícil llegar a respuestas que satisfagan a las dos partes y que no dejen heridas. (como en la vida misma, bah!)

Agregaría de mi propia cosecha algunos conceptos, para mí, básicos:

Saber ceder. Ser generosos con la experiencia ajena que enriquecerá, sin dudas, la propia. Pero no pasarse de buenos !

Es mejor perder un posible compañero de viaje y conservar un amigo.

Respetar los tiempos de cada uno. Las 24 horas de un día son eternas y dan para mucho. Incluso para reservar tiempos personales para reflexionar, escribir, extrañar, pensar, soñar. Hagamos respetar nuestros "recreos" propios y hagamos lo mismo con los de nuestro compañero.

Animarse a compartir una experiencia nueva. Digo, nueva para mí. Tal vez no para nuestro compañero, y sea la oportunidad para animarnos a vivir cosas nuevas. Abrir "mi viaje" a opciones que no había contemplado desde mi óptica personal.

Con la comida y el sueño no se juega. Cuando hay hambre o se está mal dormido, los ánimos se caldean. Por eso, respetarnos al momento de tener que comer y dormir.

Convenir un código de convivencia mínimo. Decirnos claramente lo que sí y lo que no nos gusta. Cómo, cuándo, dónde, quién, cuánto, etc. (ver punto 5)

Elegir el compañero de viaje ideal puede ser crucial. Una fina línea divisoria entre el cielo y el infierno. Una decisión que puede convertir nuestro viaje en una inolvidable experiencia cuyos recuerdos nos llenen de paz y alegría, o una pesadilla que intentemos borrar de nuestro disco.

Vía | Vagabondish (en inglés) Diario del Viajero | Encuentra un compañero de viaje, Busca compañeros de viaje con Travelersmeet, Lonelyway, un sitio para encontrar compañeros de viaje

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios