Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para secar una cámara digital mojada

Consejos para secar una cámara digital mojada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En la página de Sergio de la Torre he encontrado una información que me hubiera ido de maravilla hace unos meses. Ese día me encontraba en el Montseny en la orilla del pantano de Santa Fe. Debido a la sequía, el pantano no presentaba su mejor estado de caudal. Había una pequeña islita a unos 3 metros en el interior del pantano y pensé que sería un lugar ideal para tomarme un descanso y comer algo. Me saqué las botas y los calcetines, me arremangué los pantalones y me decidí a cruzar esos escasos metros que me separaban de la islita. Gran error. El agua parecía cubrir apenas medio metro pero se trataba de un efecto visual. Al segundo paso el agua me llegaba a las caderas y en ese momento recordé que llevaba la cámara, el móvil y vete a saber que más en mis bolsillos...

Intenté más tarde hacerle los pertinentes electroshocks a la cámara con un baño de sol y secador pero no funcionó. En vistas a cómo está el tema hoy en día en cuanto a garantías y servicios postventa en el mundo digital, uno se deprime y empieza a mirar precios para comprarse una nueva cámara.

Quizás con los consejos de Sergio vosotros podreis evitar el desastre y conseguir que vuestra cámara mojada vuelva a funcionar:

1. Sacar la cámara del agua con la máxima celeridad. No quedarse como un bobo viendo como hace glub, glub. Cuanto menos agua penetre en el interior mejor. 2. Quitar las baterías y la pila del reloj (una pila blana de botón). Unos segundos más o menos puede significar que la cámara vuelva a funcionar o no. 3. Quitar el objetivo y la tarjeta y abrir cualquier tapa 4. Sumergir en abundante agua dulce si se ha mojado con agua salada, para eliminar la sal. 5. Secar con una toalla y bastoncillos de algodón todo lo que podamos. 6. Sumergir en alcohol isopropílico y pegarle unos meneos para que penetre en cualquier resquicio de la cámara 7. Repetir el punto 5. Secar con una toalla y bastoncillos de algodón todo lo que podamos. 8. Dejar secar al aire un par de días 9. Poner las baterías y rezar tres oraciones si uno es religioso 10. Encender la cámara.

Para más información, consultad en la estupenda página de Sergio sobre el mundo de la fotografía.

Vía | Sergio de la Torre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio