Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando NO organizar un viaje por ti mismo

Cuando NO organizar un viaje por ti mismo
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Internet nos permite acceder a muchísima información. Tanta, que en ocasiones podemos perdernos. Hay casos en los que organizar un viaje siguiendo sólo las herramientas de la red, no es una buena idea. Veamos cuándo no organizar un viaje por ti mismo.

Cruceros

Aunque parezca sencillo de antemano, cuando te enfrentas a los itinerarios, diferentes empresas, barcos, servicios, categorías, cubieras, regímenes, etc... ufff. Cuando ves todas las alternativas disponibles, puedes tentarte con otra, pero deberás comparar y no siempre es aconsejable elegir siguiendo sólo nuestro "olfato online".

Mirando un plano de distribución de cubiertas y cabinas de cualquier barco, será complicado decidir, por ejemplo, si es conveniente reservar dos cabinas internas conectadas o una externa cuádruple.

Además, es cada vez más frecuente que los servicios de cruceros se combinen con otros: billetes aéreos, alquiler de coches en puertos, hotelería pre y post crucero, etc. Y no siempre estos productos están accesible "abiertamente en la red".

Las agencias de viajes suelen tener un acceso a este tipo de programas que muchas veces conllevan un gran ahorro. Esta es una de las principales razones para confiar en el consejo de un buen agente de viajes en estos casos. Un "buen agente de viajes": formado, informado y que sepa ponerse en tu lugar para que tu experiencia sea la buscada.

Viaje de bodas

¿No tienes suficiente con preocuparte por el vestido de la novia, los zapatos, el peinado, las flores, las foto y el video, el traje del novio, la lista de invitados, la reserva del banquete, el menú...? Como en otros aspectos, debes confiar en el asesoramiento de los expertos.

Es un viaje especial, una oportunidad única y no querrás que nada salga mal. Que los billetes, hoteles, servicios, estén confirmados y reconfirmados con seguridad. Que la experiencia sea maravillosa e inolvidable.

Además, en ocasiones, las ideas que tengas pueden realizarse o ampliarse (sin necesariamente agradar el presupuesto) con los consejos de un tercero. En los foros tendrás muchas sugerencias, pero siempre serán fundadas en "una vivencia personal". Un agente de viajes (físico u online, pero que te permita "dialogar" y no simplemente comprar vía un click) te aportará su consejo basado en muchas experiencias.

Además, con todos los preparativos previos a la boda lo mejor es relajarse, confiar en que un experto vela por tus intereses y dedicarse a estar espléndidos para ese gran día, dejando los trámites y complicaciones en manos de un profesional.

Múltiples destinos

Convengamos en que no todos los viajeros quieren o pueden ponerse la mochila al hombro y echarse al camino. Salir sólo con un billete de ida al primer destino y el pasaporte en la mano y a partir de allí... ver.

Si queremos realizar un cirtuito que toque múltiples destinos el primer inconveniente que encontraremos al querer organizar nuestro viaje por nosotros mismos es saber: ¿qué billete compro? ¿Ida y vuelta al punto mas cercano, o mas lejano? ¿Ida a un punto y regreso de otro? ¿Qué tarifa es la mas adecuada?

No sólo existen las tarifas ida y vuelta. Hay muchas otras posibilidades, algunas de las cuales permiten parar, interrumpir un itinerario y retomarlo en otro punto, combinar medios de transporte, etc. ¿Cómo aprovecharlas? Pues consultando a los que saben. No todo es una low cost en este mundo de los viajes, y sacando cuentas, te darás cuenta que, incluso aprovechando tramos de bajo coste, no es sencillo organizar una ruta por varios países.

Te encontrarás, además, con el tema de la documentación. Tendrás que invertir mucho tiempo y concentración para cumplir con todos los requisitos para entrar, atravesar y salir de uno o varios países. Visados, requisitos sanitarios, equipaje. Hay muchos "detalles" que se pueden pasar por alto y que pueden frustrar la consecusión de un viaje en mitad de la ruta.

Dejate asesorar y que un profesional te auxilie con los trámites. ¿Acaso no confías en las manos de tu odontólogo? ¿O pretendes extraerte una muela con una cuerda y el picaporte de la puerta?

Sí, yo he sido agente de viajes durante muchos años. Mi opinión está fundada en los cientos (¿miles?) de casos en los que me he sentado frente a una pareja de viajeros que no sabían por dónde empezar para conseguir "su viaje". Que confiaron en mi asesoramiento y consiguieron realizarlo. Muchísimas veces, en mejores condiciones (y más barato) que lo que tenían en mente.

Las agencias físicas y virtuales dan un servicio que, en ocasiones, dejamos de lado por la moda del "hazlo tú mismo". Sin embargo, en estos casos, un error, omisión o mala información, pueden costarte mucho más caro en tiempo y dinero.

Pero siempre, apostando por los profesionales de calidad, formados y con los que logremos una empatía suficiente como para dejar en sus manos nuestra experiencia de viaje.

En Diario del Viajero | Cruceros, Luna de miel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio