Compartir
Publicidad

El peligro de anunciar un viaje

El peligro de anunciar un viaje
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La revolución ocasionada por las redes sociales y las herramientas de geolocalización, hacen que los internautas cuenten en tiempo real sus pasos y movimientos. Algo que, sin darse cuenta, se convierte en un peligro y una señal de alerta a personas con malas intenciones.

No es nada extraño leer en Twitter o en el estado de Facebook, por ejemplo, a una persona anunciando un viaje o escapada, una cena en un restaurante y su participación en tal evento. Y, claro, ello se traduce en una casa vacía.

De este modo alguien ha pensado en esas situaciones y, con un poco de humor, ha creado el sitio Please, rob me (Por favor, róbame). En él se pone en evidencia cuánta gente brinda datos en la red muy útiles para los ladrones, dando a conocer el lugar en donde se encuentran en ese momento.

Es por ello que habrá que tener mucho cuidado cuando, en la web, se brindan datos que, para muchos, son sólo información frívola pero, para otros, se convierten en anuncios de gran importancia para cometer algún tipo de delito.

Porque, claro, las redes sociales ofrecen la opción de configurar la privacidad de todo lo que allí se dice o muestra pero no muchos usuarios están al tanto de cómo hacerlo y cuentan con su actividad libre para que cualquier otro usuario tenga acceso a ella.

Por otro lado, muchas personas poseen entre sus contactos o amigos a personas a las que apenas conocen o ni siquiera eso.

Es así que, anunciar un futuro viaje es una señal de que se cuenta con el dinero para ello… ¡Peligro! Anunciar que se está de vacaciones en otro lugar es señal de que la casa está vacía… ¡Peligro!

Por eso, siempre es mejor que esos datos sólo los manejen las personas muy cercanas. Porque, para que el resto de los conocidos sepan de tus vacaciones, siempre hay tiempo al regreso.

¿Otros consejos para evitar que sepan que te has ido? Asignar a una persona la tarea de pasar regularmente por tu hogar, abrir las ventanas, regar las plantas y recoger correo, entre otras cosas. Así, nadie notará que la casa no tiene movimiento.

Ahora sí… ¡Buen viaje! (pero no se lo digas a nadie).

Foto | Flickr de Spencer E Holtaway
En Diario del Viajero | Consejos para evitar robos en la calle

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos