Publicidad

Las playas del Paraíso (I)

Las playas del Paraíso (I)
Sin comentarios

Publicidad

Si hay un país bendecido con playas paradisíacas, ése es Brasil. Trataremos de describiros algunas de sus mejores playas para soñar y, ¿por qué no?, programar las próximas vacaciones. Recorramos, pues, esas playas menos conocidas.

Recordad que, dada su ubicación en plena línea ecuatorial, en Brasil podremos disfrutar del sol y del calor a lo largo de todo el año.

La mejor costa brasilera es, sin dudas, la del nordeste. Su litorial atlántico es incomparable. Donde la arena es fina y blanca, el mar azul turqueza ó en las tonalidades del verde y se combinan con el calor constante y la dulce sombra de las palmeras. Alli se encuentra la playa de Jericoacoara.

De la Costa Sur de Bahía, conocida como la Costa del Descobrimento porque aquí llegaron los portugueses en el año 1500, hasta el oeste del Maranhão, son miles de kilómetros de litoral cuyas playas están entre las más conocidas del Brasil. Esas imágenes de paraíso perdido y de oasis en la orilla del mar, es el cuadro en el cual descubrimos a una de las más bellas playas del mundo (según el Washington Post): Jericoacoara. Cercada de dunas y cocoteros y protegida por una elevación rocosa (el Serrote), Jericoacoara crea imágenes deslumbrantes.

El ocaso en la gran duna o en la Playa de la Malhada es un ejemplo. Podréis contemplar el sol como una bola de fuego desaparecer en las águas azules y calmas de aquel punto del Océano Atlántico en un espectáculo de luz y de colores.

Preparad las cámaras fotográficas y tendréis un recuerdo inolvidable. No dejéis de ver la Pedra Furada, una enorme roca sobre la orilla del mar con un gran hueco central. Las dunas gigantescas de formas redondeadas y con cortes radicales, aparecen muy blancas con el sol del mediodía y doradas al atardecer.

A Jericoacoara se puede llegar en avión, desde Rio de Janeiro o Bahía hasta Fortaleza. Allí podéis optar por alquilar un coche o por hacer el viaje en autobús (unas 6 horas) que cuesta aproximadamente 5 euros.

Llevad todo lo que podáis necesitar, ya que el pequeño pueblo (con sólo 1400 habitantes) no podrá abasteceros por completo. Especialmente las tarjetas de memoria o baterías para las cámaras.

Más información | Turismo Brasil: Jericoacoara

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios