Compartir
Publicidad

Las uvas, las bragas rojas y otros rituales del mundo

Las uvas, las bragas rojas y otros rituales del mundo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algo útil, sobre todo si pasamos la última noche del año en el extranjero, es saber cómo despiden el año otros habitantes del mundo. Y para los que nos quedamos en casa y nos comemos las uvas como todos los años, el saber no ocupa lugar.

Lo que sí es común en casi todos los países donde nos podemos dar el lujo, es el correr de la comida, la bebida y los festejos para dar la bienvenida al nuevo año con la panza llena y alma alegre.

Cabe aquí una aclaración: ser internacional no significa comer 12 uvas en bragas rojas tirando lentejas al techo, eso sólo significa que el cava ha hecho efecto. De todas maneras, es una buena forma de comenzar el año.

Para los que visitan España, comemos 12 uvas al son de las campanadas del reloj de la Puerta del Sol. Si consigues comerlas todas sin atragantarte, tendrás un buen año venidero.

En Alemania, por ejemplo, el protagonista de la fiesta es San Silvestre y en su honor se queman castillos de fuego para ahuyentar malos espíritus.

En Escocia celebran el Hogmanay, un ritual extraño que consiste en prender fuego a un barril y hacerlo rodar por las calles. Además, creen que la primera persona del año que entra en la casa determina la suerte de la familia. ¿y si es tu suegra? En Austria se baila el tradicional Vals de Año Nuevo y el 1 de enero se oye el Concierto de Strauss de la Filarmónica de Viena.

En Brasil, se mantienen los vestigios de las culturas africanas. Las sacerdotisas hacen sus rituales y se lanzan al mar pequeños barcos con flores y regalos. Si se los llevan las olas, es un buen presagio. Si vuelven, malo.

En Italia, no faltan las lentejas, símbolo de la buena suerte y las mujeres usan lencería roja que, supuestamente, trae buena suerte. Por las dudas, lo voy a probar.

En Francia salen a la calle a festejar con una botella de champagne. Para los que se quedan en casa, besarse bajo de una rama de muérdago trae buena fortuna.

En Japón sí que saben hacer las cosas. Los festejos duran nada menos que 15 días y para ellos el día más importante es el 15 de enero, que lo celebran con una comida especial y buenas dosis de sake.

En Rusia, no es que se les haya atrasado el almanaque, sino que festejan el Año Nuevo muy parecido a nuestra Navidad. Ese día pasa por sus casas el Abuelo del Hielo, un Papá Noel autóctono que reparte dulces, juguetes y matriuskas.

Y así, cada lugar del mundo tiene sus particulares tradiciones. Pero recordar que aunque se caiga la hoja del último mes del calendario, en algunos países como China o Vietnam, el año nuevo se festeja más adelante.

No me queda más que desear FELIZ AÑO NUEVO para todos.

Más inforamción | elalmanaque | portalmix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos