Compartir
Publicidad
Publicidad

Manual del buen couchsurfer

Manual del buen couchsurfer
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Un couchsurfer es aquel viajero que se aloja en la casa de una persona que no sólo abre las puertas de su hogar sino que le sirve de guía o le brinda algún servicio al huésped. Una cadena de buenas intenciones que gana adeptos en todo el mundo.

En las diversas redes que ofrecen esta alternativa, la recomendación de otros viajeros es una guía importante para elegir dónde alojarse y para que te acepten en casa. Si te sumas a esta modalidad, te dejamos aquí nuestras recomendaciones en forma de un manual del buen couchsurfer.

  • Ser agradecido. Alguien abre las puertas de su casa para recibirte. Agradece la posibilidad con educación.
  • Lleva un regalo. No tiene por qué ser algo caro, un detalle de tu país será suficiente como gesto de agradecimiento y para romper el hielo.
  • Adáptate a las normas de la casa. Recuerda que vienes a quedarte con alguien que tiene su propia rutina y horarios, aunque tú llevas otro ritmo.
  • Colabora. Si bien eres un huésped, se espera cierta reciprocidad. Además de ofrecer tu propia casa, cuando te alojes fuera colabora con las actividades de la casa.
  • Interésate sin ser irrespetuoso. Puedes querer conocer costumbres e historias del lugar. Pregunta sin ser grosero o intentar husmear en la vida privada de quien te recibe.

Con estas simples normas de convivencia, la experiencia será muy productiva para ambas partes y seguramente ambos querrán repetir. Para beneficio de todos.

Foto | Yuri Arcurs
En Diario del Viajero | ¿En qué países nos abrirán más fácilmente las puertas de sus casas?
En Diario del Viajero | Cómo nació el couch surfing

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio