Compartir
Publicidad

¿Merece la pena viajar en AVE con la Clase Preferente?

¿Merece la pena viajar en AVE con la Clase Preferente?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo suelo ser de los que prefieren viajar lo más barato posible, o hacerlo ahorrando en ciertos aspectos como el transporte para así poder dedicar ese ahorro a otras partes del presupuesto como las visitas museísticas. Sin embargo, a nadie le amarga un dulce ni un lujo tampoco, y ayer que tuve el placer de viajar en el AVE con la Clase Preferente me pregunté si aquello merecía la pena.

Parking gratuito

La mayor ventaja de la Clase Preferente, y que puede suponer incluso un ahorro, es la posibilidad de parking. Aquellos que necesiten dejar su coche en la estación en la que toman el tren se verán obligados a elegir entre dejarlo en la calle –si encuentran aparcamiento- o meterlo en un parking, que puede salir algo caro.

Sin embargo, con la Clase Preferente tenemos incluido en el precio un servicio de parking en la estación de 24h de duración, salvo en la Estación de Atocha de Madrid que no se incluye. Así, si tenemos en cuenta el gasto del billete de AVE y el parking por separado, probablemente nos convenga comprar la Clase Preferente. Una opción para ahorrar si viajáis varias personas es que uno vaya en Preferente y el resto no, así sólo uno de los billetes es más caro pero podéis dejar el coche. Aquí el listado de estaciones que disponen del servicio.

avepreferente
Comparativa entre un vagón de Clase Preferente y otro de Turista

Otras comodidades de ir en Preferente

Aparte del parking, viajar en AVE en Clase Preferente tiene otra serie de comodidades de las que no disfrutarías si viajases con la tarifa Turista. La primera de ellas es la Sala Club, un espacio reservado en las estaciones de Renfe en el que descansar o esperar a tu tren, bastante más cómodo que los espacios comunes de las estaciones. Allí, además de confortables sofás, disponemos de máquina de café, refrescos y algunos dulces.

La comodidad también está presente en los vagones, pues en Clase Preferente hay tres asientos por fila en lugar de 4. Así, además de ofrecer asientos más anchos y tapizados distinto, tenemos la opción de viajar solos si compramos el billete A de nuestra fila. Esto para mí es un gran plus, pues te evitas soportar al pesado de turno a tu lado y además tienes ventanilla. Los asientos de Clase Preferente tienen todos enchufe –los de Turista sólo algunos-, indispensable para ir cargando el móvil y así no llegar a tu destino habiendo gastado toda la batería, y además nos ofrecerán la prensa diaria.

Y luego está la comida, también incluida en el precio. En mi viaje nos dieron el desayuno y la merienda, y la verdad es que están bastante bien, tanto en calidad como en cantidad. Hay café, té, zumo, pan, bollos, revueltos, sándwiches… supongo que irá variando un poco. Y os ofrecen también bebida, desde refrescos hasta cava o gintonic. Teniendo en cuenta lo que valdría esto en cualquier local, y más aún en uno de una estación, hace que el precio de la Clase Preferente merezca más la pena.

avecomida
Desayuno y merienda del AVE en Clase Preferente

Ahorrar con la Tarifa 4 Mesa

Además de esto, existe la posibilidad de conseguir billetes más baratos si hacemos uso de la Tarifa 4 Mesa. Es aquella que nos coloca en esos cuatro asientos que tienen una mesa común. El tema es que no se pueden comprar billetes en esta tarifa por separado, sino que se compran los 4 juntos. No obstante, mediante la web Compartemesa nos facilitan encontrar compañeros de viaje para así lograr ir en esta tarifa. Es una opción interesante cuando vamos con amigos, con niños o para trabajar en el tren durante un viaje de negocios.

El wifi, la asignatura pendiente

Lo que me sigue sorprendiendo de Renfe es que sus trenes no dispongan de red wifi, ni siquiera en sus tarifas más caras. Es algo que yo considero básico y que hemos visto cómo se ha generalizado en hoteles y establecimientos de restauración, e incluso hay autobuses de ALSA que lo tienen, aunque no funcione especialmente bien. Siendo el AVE un medio que pretende ofrecer cierto lujo y confort y posicionarse a la vanguardia del transporte, ya va siendo hora de que implanten el wifi en sus trenes donde se hace tan necesario en los viajes largos.

Fotos | Álvaro Onieva En Diario del Viajero | Viajar con niños: Los niños no pagan, pero tienen que llevar billete para el AVE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio