Compartir
Publicidad

Si viajas a Tailandia... guarda respeto al Rey

Si viajas a Tailandia... guarda respeto al Rey
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre decimos que al viajar tenemos la oportunidad de tomar contacto con otras culturas y de aprender de ellas. Para ello, lo mejor es asumir una posición de respeto hacia las costumbres del país que nos recibe, sabiendo captar las diferencias.

En el día a día de un viaje a un país de cultura totalmente distina a la nuestra, podemos “meter la pata” con cosas que para nosotros son comunes: como tomarse de la mano o darse un beso en público.

Supongamos que viajamos a Tailandia, si queremos dejar una buena impresión y evitar que el peso de la ley caiga sobre nosotros, deberemos mostrar absoluto respeto al Rey y a la familia real.

Es un tema que se lo toman muy, muy en serio por aquellos lares. El respeto al rey en Tailandia es absoluto, considerándose tabú cualquier crítica hacia él o su familia.

Existe todo un código protocolario en torno a su majestad, incluyendo evitar mirarle al rostro y postrarse en su presencia (en el caso que nos lo crucemos por alli). Incluso sus actividades se designan con un lenguaje especial que sólo puede aplicarse a él. Su carácter es divino, y de hecho la palabra tailandesa que significa Rey se aplica también para decir Dios.

Rey 3
En la mayoría de los restauranes y hoteles, hay pequeños “altares” donde es bien visto que todos (locales y turistas) al pasar hagan una pequeña reverencia. Alli se honra la figura de Bhumibol Adulyadej, o Rama IX el Grandioso, que si bien nació en Estados Unidos por esas cosas de la vida y los exilios, es el monarca de Tailandia desde 1946 siendo el que que más tiempo lleva sentado en un trono en todo el mundo.

Ni un comentario. Ni una palabra de más o en tono jocoso sobre el rey, su esposa o cualquier membro de la familia real tailandesa, ¡ por favor ! La policía está atenta y se han registrado detenciones de turistas por este tema.

Otro detalle a tener en cuenta: a las 8 de la mañana y a las 18 horas, suena una música. Estés donde estés verás que la gente se detiene y permanece quieta y atenta. Es el himno nacional al que se debe rendir respeto en silencio. Si sigues tu camino, nadie te lo echará en cara, pero es una muestra de buena voluntad y respeto, el detenerse unos minutos hasta que finalice la música.

Si te cruzas con el Rey Bhumibol Adulyadej o su señora esposa en una calle de Bangkok (bueno, todo puede ser) no podrás mirarle a la cara, por éso te dejo esta foto para que le reconozcas.

Vía | Virtual Tourist
Diario del Viajero | Tailandia y más Tailandia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos