Compartir
Publicidad
Publicidad

El telo.

El telo.
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Ayer viendo el video en el post de mi compañero Enric sobre El Hotel del Amor, no pude dejar de evocar la sana costumbre argentina del telo

La inventiva pampeana ha llamado "telo" (hotelal revés) a un establecimiento hotelero que viene prestando nobles servicios a lo largo de muchas generaciones. Estos hoteles o albergues transitorios, como también se los conocen, son especialmente creados para parejas y están ya totalmente instalados en el abanico de opciones de ocio.

Es una salida habitual de las parejas tanto como ir al cine , al teatro o a cenar. Y no sólo para aquellos novios que buscan un lugar para estar a solas. De hecho, los matrimonios se toman un recreo en un hotel de este tipo bastante a menudo.

Una noche en un hotel alojamiento de categoría, es un regalo habitual de los amigos de las parejas para su noche de bodas.

Los hay de muchos tipos. Desde los céntricos y muy discretos, hasta los mega hoteles temáticos que pueblan la Avenida Panamericana de Buenos Aires. No hay ciudad o pueblo que no tenga el suyo (o varios).

Camas de agua, jacuzzi, suelos de cristal, cascadas, fuentes de agua caliente, muchos espejos, luces sincronizadas, duchas dobles o triples, lluvias de perfume... Mucha imaginación para decorar las habitaciones y suites dedicadas al amor. Por lo general están ambientadas para dar forma a distintas fantasías. La Roma imperial, la época de las cavernas, la salvaje Africa, legendaria China, el Egipto de los faraones, un barco en altamar, un bungalow sobre un arrecife de coral (aunque en pleno centro de una gran ciudad)...

Como el tango, el fútbol, el asado o el mate, el telo es una de esas costumbres argentinas que hacen que la gente de acerque, comparta y disfrute.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio