Publicidad

Salsa china

Salsa china
Sin comentarios

Publicidad

No, no me he transformado en una crítica gastronómica. Es que leyendo por allí me entero que crece una nueva pasión en China: bailar salsa.

En una sociedad donde la demostración de las pasiones no está bien vista, y en la cual las mujeres deben asumir un papel sumiso, la explosión del baile latino ha despertado el lado de más sexy de chinos y chinas.

Quien se dé un paseo por aquellas lejanas tierras, y pueda más o menos combinar algunos pasos con un movimiento de hombros y caderas, tendrá un éxito social asegurado.

Con esa tendencia universal a generalizar, para ellos, todo aquel que no sea rubio, es latino y, por ende, sabe bailar salsa. ¡Cómo si fuera tan fácil !

Más o menos como creer que todos los argentinos juegan bien al fútbol, o que todos los españoles son toreros.

La salsa llegó a China de la mano de diplomáticos y empresarios latinoamericanos a finales de la década del 90. Cubanos, dominicanos, colombiano, panameños, sin encontrar un lugar donde "moverse a gustito", organizaban fiestas particulares e invitaron a sus anfitriones. Así comenzaron los primeros clubes en conocer los ritmos de la salsa,el merngue y el mambo se abrieron en Beijing y en Shanghai.

Hoy existen muchos locales donde se escucha, se aprende y se baila al son son de los ritmos latinos. Y miles (todo se mide en miles en China) de aficionados corren a calzarse las faldas apretadas y los zapatos lustrosos después del trabajo para soltarse la melena y explotar su lado más sexy.

Vía | Herald Tribune

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir