Publicidad

Un Tiranosaurio Rex de aluminio cromado asola las orillas del Sena

Un Tiranosaurio Rex de aluminio cromado asola las orillas del Sena
1 comentario

Publicidad

Llevo unos días teniendo diferentes coincidencias referidas a la ciudad de las luces, París. Y es que justo hoy descubrí una nueva curiosidad que llamará la atención a los visitantes de esta sorprendete capital europea.

Justo frente a la archiconocida estructura de hierro de la Torre Eiffel, aparece ahora otro esqueleto metálico, pero algo más rutilante y podríamos decir, que anacrónico. Un gigantesco Tyrannosaurus rex petrificad y brillante bajo la luz del sol, observa a los viajeros.

Sus medidas superan los 22 metros de largo, desde el craneo a la cola, ofreciéndonos el tamaño estimado natural de este pasado depredador. El trabajo fué realizado por Philippe Pasqua, cuyo trabajo fue encargado por la Société des Bateaux Mouches como un intento de dar un nuevo toque artísitco a las orillas del Sena.

El aspecto es muy llamativo, no sólo por el tamaño, sino también por el aluminio cromado del que está hecho cadua uno de los huevos de este enorme esqueleto.

El artista pretende hacernos recordar lo efímero de todo en esta vida. El "rey de los lagartos carnívoros" ya desaparecido de nuestro planeta, se levanta ahora, perdido e indefenso en medio de nuestro paisaje contemporáneo. El perenigro, el viajero, debe tener presente esta enseñanza. Seguro que así se entregará a vivir el presente de sus aventuras con mayor intesidad.

Imagen | Anthony Grelot En Diario del Viajero | Un extravagante puente trampolín para París

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir