Publicidad

La gente se ha pasado siglos robando esta famosa estatua
Curiosidades del Mundo

La gente se ha pasado siglos robando esta famosa estatua

Publicidad

Publicidad

La robaron soldados ingleses y franceses en el siglo XVIII. La robaron ladrones y vándalos en el siglo XIX. La robaron fraternidades estudiantiles en el siglo XX.

Posiblemente sea la estatua que más veces haya sido robada en la historia. Nos referimos al Manneken Pis.

Manneken Pis

El Manneken Pis es una estatua que representa a un niño desnudo que orina en Bruselas. Concretamente, la estatua se halla en la calle Stoofstraat y se ha convertido, con el transcurrir de los años, en un icono de la ciudad.

Había ya una estatua parecida de piedra a mediados del siglo XV, quizás ya desde 1388 (fecha de la primera mención hallada en los archivos de la catedral de Santa Gúdula), que fue robada en varias ocasiones. En 1619 fue reemplazada por una estatuilla de bronce hecha por el escultor barroco franco-flamenco Jérôme Duquesnoy el Viejo, que la situó sobre una columna de seis pies tallada por Daniel Raessens, siendo sustituida por el actual nicho en estilo rococó, en 1770.

Manneken Pis 1138459 960 720

Apenas tiene 65 centímetros de altura, pero lo más llamativo, además de que esté orinando delante de todos los transeúntes que por allí pasan, es la versatilidad de su vestuario.

En función de las circunstancias, se le cambia la ropa, pues dispone de un guardarropa propio de cas mil trajes diferentes. Así por ejemplo, el niño puede acabar vestido con la ropa de Elvis Presley, Mickey Mouse o el conde Drácula.

Belgium 1100862 960 720

Esta tradición de regalarle ropa a la estatua nació en 1698, durante la festividad de uno de los gremios de Bruselas, y todavía perdura. Afortunadamente, parece que la moda de robar la estatua ya no lo hace.

Los últimos en hacerlo, como se ha dicho, eran las fraterniades de estudiantes durante el siglo XX. Poco a poco, la tradición pasó a ser que los nuevos estudiantes, los novatos, tenían que hacer un rito de iniciación que consistía en confeccionar el mismo taje con bata que cada octubre se ponen como motivo de la ceremonia de iniciación.

Ese día, también, se adhiere un barril de cerveza a la fuente, así que, por unas horas, el Manneken Pis orina cerveza en vez de agua. Antiguamente, el chorro de agua del Manneken Pis era sustituido con motivo de las fiestas por brebajes menos transparentes (hidromiel o vino). En 1890, durante las grandes fiestas bruselenses que se desarrollaron durante dos días, el Manneken orinó vino y lambic (cerveza bruselense).

Manneken Pis 1535118 960 720
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir