Publicidad

¿Cuál ha sido tu viaje más largo en coche? La pregunta de la semana

¿Cuál ha sido tu viaje más largo en coche? La pregunta de la semana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Viajar en coche tiene mucho de romántico. Te trasladas en tu propia atmósfera, mientras suena tu música favorita, picoteando algo para comer, bebiendo algún refresco, charlando con los otros ocupantes... siempre dispuesto a tomar cualquier desvío para ver algo que ha llamado tu atención. Circulando en coche te sientes capaz de llegar a cualquier sitio.

Así que hoy os vamos a preguntar acerca de vuestras experiencias en este sistema de transporte. La pregunta es doble: ¿cuántos kilómetros habéis hecho sin parar y cuántos kilómetros habéis hecho parando para dormir en un mismo viaje? Mi récord sin dormir es Barcelona-Stuttgart (1.260 km). Durmiendo, en una ocasión recorrí cuatro países europeos, de mercado navideño a mercado navideño, durante siete días ininterrumpidos. En total, calculo que hice unos 5.000 km. En definitiva:

¿Cuál ha sido tu viaje más largo en coche?

Recordad que para poder valorar las respuestas para la semana que viene, podéis dejar vuestras respuestas y comentarios en este enlace y que podéis extenderos lo que consideréis oportuno para detallar vuestras respuestas.

La pregunta de la semana pasada

La semana pasada, mi compañero Pakus os formulaba la siguiente pregunta: ¿Qué aerolínea te ha tratado mejor en un viaje? A continuación, las respuestas mejor valoradas:

  • asi6: Emirates en turista con su estupendo menú y su wifi gratis/super barata (fue un vuelo Madrid-Seúl con escala en Dubai).
  • vadercup: Turkish Airlines sin lugar a dudas (en clase turista). Los asientos son igual de espaciosos y cómodos que los de Emirates o Qatar. Sin embargo tienen un reposapiés que, pese que en un primer momento piensas que puede ser incómodo, después de muchas horas en el avión te das cuenta de que usándolo aumenta (y mucho) la variedad de posiciones que puedes tomar en el asiento. En cuanto a personal de vuelo, encantadores y serviciales, siempre dispuestos a ayudarte. Comidas, igual que en cualquier otra compañía, o casi incluso mejor: la comida no estaba tan especiada como en otros vuelos. Entretenimiento a bordo: maravilloso, quizás se quedaba algo corto en la música pero en cuanto a películas y series estabas más que servido. Otro pro para mi muy valorable es el aeropuerto en el que se hace escala: aunque Estambul - Ataturk- no es un gran aeropuerto (creo que se queda pequeño para el flujo de viajeros que recibe), el hacer una escala "cerca" de España y después un vuelo nocturno, aunque sea de 10 horas, hasta Asia, es mucho más llevadero que hacer escala en alguna ciudad de los Emiratos o en Catar, donde te parten el vuelo en dos periodos similares de 7 horas.
  • En Diario del Viajero | Diario del Viajero Respuestas

    Temas

    Publicidad

    Comentarios cerrados

    Publicidad

    Publicidad

    Inicio
    Compartir