Compartir
Publicidad
Publicidad

"No importa la forma, lo importante es tener ganas de viajar y conocer". Entrevista a Paco Nadal

"No importa la forma, lo importante es tener ganas de viajar y conocer". Entrevista a Paco Nadal
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría ya conocéis al protagonista de estas líneas, pero hemos querido saber un poco más acerca de su obra y su mayor pasión, los viajes. Entrevistamos a Paco Nadal, periodista, fotógrafo, escritor y viajero empedernido, que en estos momentos, como no podía ser de otro modo, prepara una apasionante expedición lejos de casa.

Paco Nadal estudió Ciencias Químicas, aunque pronto su energía se trasladó de las fórmulas a los viajes, para dedicarse profesionalmente a ellos. Colabora con la Ser y con El Viajero, además de presentar series documentales en Canal Viajar. Acostumbrados a dejarnos llevar por los relatos de sus viajes en los distintos medios, teníamos mucho que preguntarle. Vamos a conocerlo un poco más.

Tu última publicación nos muestra "365 lugares de España que no puedes dejar de visitar". Dejando de lado que, tras un simple vistazo a sus páginas, el lector queda ávido de viajes y tiempo para poder conocerlos todos, ¿podrías desvelarnos algún otro lugar que compitiera por entrar en esa selección tan personal?

Habría un montón, España es un país con tal diversidad de paisajes y monumentos que se podría haber hecho un libro con 500, 1000... Pero por ejemplo, alguno que me he dejado fuera: la playa de Doniños, en Ferrol, o el parque de El Pasatiempo, en Betanzos.

Vayamos ahora a otra de tus obras, "Pedro Páramo ya no vive aquí", un libro centrado en México, fruto de tus múltiples viajes al país y un profundo conocimiento del mismo. ¿Qué fue lo que te cautivó de México para querer retratarlo?

La intensidad con la que se vive y se devora la vida en México. Es un país donde todo, lo bueno y lo malo, se escenifica con una pasión que no existe aquí, en el Viejo Continente.

Me impresionó tu relato del viaje por el Pirineo en autobús, una aventura cercana, a modo de reto, que da cuenta de cómo en ocasiones el modo de trasladarnos determina nuestra visión de lo que nos rodea. Huías de lo que el común de los mortales busca para sus desplazamientos: horarios que cuadren, planificación al milímetro... ¿Sigues renunciando a ciertas comodidades a la hora de viajar?

Me dedico a viajar de forma profesional, por lo que muchas veces la forma de hacerlo no la elijo yo, sino que depende del encargo y del medio que me lo haga. Si es por mi cuenta, me gusta viajar lento, lo más solo posible, en medio terrestres. Y de forma que pueda tener mucho contacto con la gente local (en tren, en bici o caminando).

Pero este año también he viajado en cruceros, en hoteles de 5 estrellas o en clase bussines de aviones porque era parte del trabajo que tenía que hacer. No importa la forma, lo importantes es tener ganas de viajar y conocer.

Me gustaría que te trasladaras a esos primeros viajes que te hicieron ver que aquello iba a formar una parte importante de tu vida. Y que regreses a tu último viaje. Muchas cosas han cambiado. ¿Qué es lo que rescatarías de aquellas primeras peripecias y qué cambiarías de las actuales? ¿Hay algo de lo que ya no puedas prescindir en los viajes de hoy día?

Me acuerdo perfectamente de mis primeros viajes al extranjero. Y de ellos hecho de menos la inocencia y la pasión con la que los abordabas. Eso ya nunca volverá. Es inevitable. Ahora sigo disfrutando de cada viaje, pero aquella capacidad de sorprenderme y de emocionarme del primer viaje intercontinental a Perú ya no la he vuelto a sentir. Es normal.

La vida del viajero es como la vida en pareja: los primeros encuentros son volcanes de pasión y a lo largo de los años esa intensidad cambia gradualmente por otras sensaciones, ni mejores ni peores, solo diferentes.

Dando un salto más en el tiempo, desplacémonos a tus viajes futuros, por un lado a esos lugares a los que no te cansarías de regresar y, por otro, a aquellos que siguen en la columna del "debe". ¿O Paco Nadal ya no tiene viajes pendientes?

Qué va, tengo muchos pendientes. Los mejores viajes son siempre los que están por venir. El mundo es tan grande que por mucho que quieras no te da para abarcarlo en una sola vida.

Después de tanto tiempo maleta (o mochila) a cuestas, ¿cuáles son ahora tus retos como viajero? ¿Viajar es más profesión o pasión?

Después de tanto tiempo, no he perdido ni un ápice de la ilusión por salir y descubrir. Es de las pocas cosas que estoy orgulloso en mi vida.

Moverme es para mi una necesidad vital, me moriría si supiera que iba a tener un horario fijo y una mesa donde trabajar para el resto de mi vida. Si hay algo que me excita es saber que puede sonar el teléfono de casa y que puede ser un encargo para salir de inmediato a cualquier parte del mundo.
365 lugares de España Paco Nadal

Mucho antes de conocer a Paco Nadal por sus escritos o su aspecto, lo conocía por su voz. Muchos viernes has animado a más de un radioyente, yo incluida, a hacer la maleta. Cuéntanos cómo es la experiencia de comunicar tu pasión por la radio.

La radio es un maravilloso medio para contar viajes, aunque pueda parecer lo contrario. No hay imágenes, es verdad, pero eso precisamente te obliga a ser más comunicativo aún, a lograr transportar a tus oyentes a mundos oníricos y lejanos solo con la palabra. Como reto para un comunicador es fabuloso.

Hablamos de tu trabajo como periodista y escritor. Pero también nos gustaría saber qué te aportan en la actualidad medios de comunicación como tu blog en El País, tu canal en Youtube o las redes sociales.

El blog y las redes sociales han sido la gran revolución para mi trabajo. Ya no sabría vivir sin mi blog. Con él he logrado tener un medio de contacto directo con los oyentes, sin pasar por la estructura jerárquica de una redacción; es fresco, es directo, tienes la respuesta inmediata de tus lectores, que te pueden alabar o criticar.

Puedes usar un lenguaje y un estilo imposible de usar en medios impresos. Y además lo cuentas casi en directo, sin tener que esperar meses a que haya un hueco en la revista o suplemento de turno.

Me encantaría seguir indagando largo y tendido sobre ti, pero seguro que tienes algún viaje que preparar, así que seré breve y te invito a responder un pequeño test:

  • ¿Solo o acompañado? Mejor solo que mal acompañado
  • ¿Cámara digital o analógica? Ya, por desgracia, digital
  • ¿Libreta o portátil? Libreta para tomar notas. Y portátil para conectarme y trabajar por la noches
  • Un recorrido en bicicleta. El carril bici del Danubio
  • Un libro para acompañarte. Cualquiera bien escrito
  • Una ciudad para vivir. San Sebastián
  • Un plato deliciosamente exótico. La injera etíope
  • Una montaña para refugiarse. Los Picos de Europa
  • Un lugar para dejar de viajar, y descansar. Mi casa en el Mar Menor de Murcia

Para acabar, sé que es difícil seleccionar unos pocos rincones de todo el mundo que quisieras destacar. Por eso te pido, más que sitios, que rescates tres momentos, tres sensaciones o experiencias que, del uno al otro confín, te han marcado, y que se puedan compartir, claro.

* Aquella vez que doblé el cabo de Hornos a vela. * La primera vez que crucé el desierto del Sahara. * Una luna llena inmensa que disfruté hace poco en Bimini, en las Bahamas.

Hasta aquí nuestra entrevista a uno de los grandes viajeros de nuestros días, Paco Nadal. Esperamos que hayáis disfrutado con ella y le agradecemos enormemente a Paco su disposición a contestarnos haciendo un hueco en su apretada agenda. ¡Y le deseamos mucha suerte en la Antártida!

Más información | Blog de Paco Nadal En Diario del viajero | "365 lugares de España que no puedes dejar de visitar", de Paco Nadal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio