Compartir
Publicidad

400 princesas en Marbella

400 princesas en Marbella
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este próximo fin de semana, la Costa del Sol vivirá su propio cuento de las Mil y Una Noches ya que 400 princesas árabes se darán cita en Marbella.

Sí, princesas con sus cortes, acompañantes, limusinas, guardaespaldas y hoteles de lujo. ¿Por qué? Resulta que la nieta del fallecido Rey Fahd de Arabia Saudita se casa y ha decidido vivir una despedida de soltera "íntima" con sus 400 amigas mas cercanas, incluyendo una decena de hermanas y medio-hermanas, otras tantas cuñadas, y varias docenas de primas.

Y para ello ha elegido sentar sus reales (nunca mejor dicho) que en la ciudad donde su abuelo construyera su Palacio. El Palacio del Rey Fahd se ubica en la llamada "Milla de Oro" que une el centro de la ciudad con Puerto Banús y en el cual se alinean algunos de los hoteles mas lujosos de la Costa del Sol.

El Palacio puede verse desde la avenida que lleva al Puerto, en lo alto de una colina rodeado de unos enormes jardines que descienden hasta un lago en forma de espada curva. Un camino bordeado de flores todo el año trepa hasta la mezquita del Rey Fahd (foto) y el alto seto que rodea los 10 edificios que componen el complejo y del que poco se ve a nivel de calle.

Dicen... que el edificio principal es la réplica de la Casa Blanca (y algo se adivina desde lejos), y que al abuelo de la futura novia le costó algo así como 100 millones de euros. Quienes periódicamente trabajan para la familia real saudí en Marbella, cuando alguno de sus integrantes llega con su comitiva, hablan de decoración y materiales de super lujo. Y de estupendas propinas.

La cuestión es que las 400 princesas se darán la fiesta en el Palacio y para alojarlas a ellas y sus respectivas comitivas, han bloqueado gran parte de las habitaciones de todos los hoteles 5 estrellas de la zona.

Quienes visiten Marbella estos días no verán mucho cambio en la vida tranquila de la ciudad. Estas comitivas son medianamente frecuentes (aunque ésta es especialmente numerosa). Salvo que se te ocurra ir de compras a las joyerías (que podrás encontrar cerradas a cal y canto para atender en exclusiva a sus clientas preferidas), no te enterarás que las princesas andan por allí... a menos que te cruces con las comitivas de coches de seguridad que las acompañan en todo momento.

Es difícil que te las encuentres tomando un café, en la playa, comiendo pescaíto en un chiringuito o disfrutando de unas tapas en el hermoso Casco Antiguo de Marbella, rodeadas de buganvillas y a la sombra de los naranjos.

Ellas se lo pierden.

Foto | María Victoria Rodríguez En Diario del Viajero | Marbella

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos