Compartir
Publicidad

Cómo presenciar un espectáculo flamenco

Cómo presenciar un espectáculo flamenco
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El flamenco es uno de los rasgos más reconocibles de España. Es la música que la identifica en cualquier rincón del mundo, y a pesar de los que reniegan de él, está firmemente unido a la "marca" España en ideario global. Pero el flamenco es mucho más que éso: es una cultura, una forma de ver el mundo, de expresar los sentimientos.

Asistir a un espectáculo flamenco es tal vez una de esas "salidas típicas" que pocos extranjeros quieren perderse a su paso por España. Es verdad que muchos reductos sólo ofrecen una versión diluida, plástica, for export. Sin embargo, el viajero curioso puede encontrar fácilmente peñas flamencas en cada ciudad (especialmente en Andalucía) donde se reúnen amantes del flamenco popular y más tradicional.

Tal es el caso de la Peña Juan Breva, en Málaga, donde se ubica también el Museo del Arte Flamenco de la ciudad. Este fin de semana tuve oportunidad de pasar por este templo popular del arte más sentido de Andalucía, en la calle Calle Picador 2 a escasos metros de la céntrica Plaza de Uncibay.

Y allí aprendí, por ejemplo, cómo presenciar un espectáculo flamenco respetando los tiempos, y la cultura que envuelve a la música y el baile. Aquí algunos consejos para cuando te animes a meterte en el ambiente flamenco:

1. Guarda silencio cuando suene la guitarra. Es el primer sonido que anticipa el espectáculo, y a partir de entonces... silencio y atención. 2. No entres a la sala una vez comenzada una pieza. Interrumpirías el recogimiento, la concentración, el "duende". Espera a que termine un cante. 3. Espera al momento de los aplausos o al cambio de artista para moverte por la sala, o aprovisionarte. 4. No hagas ruido al comer o beber en tu mesa mientras dura una actuación. 5. Es preferible dar un "¡Ole!" a un aplauso. 6. No se aplaude entre un cante y otro si la guitarra continúa tocando. 7. Durante el baile, espera a que finalice realmente el cuadro para manifestarte. A veces, el dramatismo de la coreografía lleva a un alto, un quiebre, un silencio... para retomar el baile. Espera. 8. Si quieres aplaudir... aguarda a que otros más "conocedores" lo hagan. Es difícil comprender cuándo es momento de ¡Ole!, palmas o aplauso, si no conoces bien el "palo", el ritmo. 9. Si quieres sumarte al público con palmas, intenta seguir el ritmo del cante. Vamos... copia el que lleve el resto. Unas palmas a destiempo, se notan y delatan a un "novato". 10. Asómate a la cultura del flamenco con los ojos y los oídos bien abiertos. Sin prejuicios ni preconceptos. 11. Disfruta.

Sólo me queda decir... ¡Ole!

Foto | Andrea Balducci En Diario del Viajero | Festival Internacional del Cante de Las Minas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio