Compartir
Publicidad
Publicidad

Conociendo Sitges

Conociendo Sitges
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Sitges

Últimamente el nombre de la localidad catalana de Sitges ha aparecido en la prensa y nos ha parecido oportuno dar un paseo por allí para concerlo un poco más.

Como decíamos, las últimas noticias que recibimos de Sitges son a raíz de ser el escenario de reunión de miles de estudiantes británicos de fiesta en un encuentro anual. Sin embargo, Sitges es mucho más. Veamos:

Esta localidad costera, de la comarca del Garraf, es conocida por su Carnaval y por el Festival de Cine Fantástico que se realiza anualmente aquí. Además, es sede de mucho congresos internacionales a lo largo del año, especialmente fuera de la temporada de playa.

¿Qué ver en Sitges?

El significado de su nombre proviene del término sitja. Una sitja es un recipiente excavado en el suelo que se utilizaba para almacenar el trigo, cebada y avena.

El origen de Sitges nos conduce hasta el siglo IV-III a.C. ya que se han encontrado restos de un asentamiento ibérico que se estableció en la punta de las cuevas. En esta época, Sitges tenía un gran movimiento económico ya que, juntamente con Olèrdola, intercambiaban productos del Penedès y del Mediterráneo a través del puerto de Sitges, conocido como Blanca Subur.

Actualmente, sobre la cima de la punta y donde se ha instalado el ayuntamiento encontramos el Castillo que fue construido sobre los cimientos del antiguo castillo y que corresponden a la época medieval.

Se conservan algunas casas señoriales como la Casa Dalmau. También, hay una gran huella del estilo modernista que se plasmó gracias a la presencia de Santiago Rusiñol.

Esta artista convirtió su estudio ubicado en la playa de Sant Sebastià de Sitges en el Museu Cau Ferrat. También, encontramos el Museu Maricel en el antiguo hospital y con colecciones de arte románico y gótico. Otro lugar a visitar es el y el Museu Romàntic situado en la casa Llopis.

Además, no podemos dejar de visitar:

  • Plaza del Baluard donde se levanta la Iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, emblema de todo el pueblo donde disfrutar de una vista magnifica.
  • Plaza de la Fragata y su escalinata donde se puede observar el mar y el Paseo Marítimo del pueblo con sus palmeras
  • El huerto de Can Falç, un espacio escondido detrás del Cap de la Vila, la casa modernista, centro neurálgico de Sitges, donde se puede disfrutar de un paseo que se adentra en la vegetación.
  • Racó (rincón) de la calma: situado entre los muros del Palau Maricel y el Museu Cau Ferrat, es un pequeño lugar de paso y también de descanso.

Y no nos olvidamos de su grn potencial: sus playas. Sitges tiene un relieve muy accidentado y quebrado. Dentro de su término se encuentran 17 playas de arena fina y su interior destaca por el macizo del Garraf para realizar gran cantidad de actividades al aire libre.

Foto | Jef Nickerson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos