Compartir
Publicidad

El Santuario de Queralt

El Santuario de Queralt
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A 1200 metros de altura, cerca de Berga, se encuentra el llamado "balcón de Cataluña". Desde esta altura tenemos una vista amplia y hermosa sobre la comarca de Berguedá, con la sierra a nuestra espalda. Nos encontramos en el Santuario de Queralt.

Dicen, que en el sitio que ocupa hoy el santuario habría estado ubicado el castillo de Guillem de Berguedàm, el trovador medieval que cantara las epopeyas de la historia catalana en el siglo XII.

El conjunto de Queralt está integrado por el santuario, donde se venera la imagen de la Virgen de Queralt, y por un edificio anexo, que en su momento albergó la hospedería del santuario y donde hoy se encuentran el restaurante y la estación del funicular inclinado que accede al santuario desde el aparcamiento.

Asimismo, hay que considerar parte del santuario a la iglesia de la Cueva, donde, según cuenta la leyenda, se encontró la imagen de la Virgen. Esta cavidad es el oratorio conocido como la cueva de Santa Elena, lugar donde la tradición sitúa el encuentro de la imagen de la Virgen de Queralt por un pastor.

La iglesia actual es un edificio construido en el siglo XVIII y a pesar de que su magnífico retablo barroco fuera destruido en momentos de la Guerra Civil, conserva todos los elementos típicos del estilo renacentista dignos de ser vistos.

A lo largo de las décadas los años 50, 60 y 70 del siglo pasado se realizaron obras para reconstruir la iglesia y el monasterio para volverlos a su antiguo esplendor.

obriu.jpeg

Debajo del campanario hay un edificio anexo a la iglesia que sirve como refugio y que está muy bien acondicionado par recibir grupos de peregrinos.

La imagen de la Virgen de Queralt es una pequeña talla de madera de unos cincuenta centímetros de altura, con la figura sentada sosteniendo al Niño con su mano izquierda y en su mano derecha una golondrina, animal que se ha convertido en el símbolo de Queralt, mientras con el pie izquierdo pisa una alimaña. La imagen, documentada ya en el siglo XIV, es, en definitiva, un ejemplar gótico que conserva rasgos románicos muy marcados. Aun tratándose de una imagen muy tosca, su rostro cautiva por su mirada y su sonrisa.

Cada día como hoy, 8 de setiembre, Queralt celebra su día grande o "Gala de Queralt" y es un día de fiesta local en Berga.

Desde la Cueva sale una senda par quienes quieran hacer una ruta de senderismo desde aquí. Bajando de la cueva por el camino que bordea la montaña encontramos la fuente del buey que se descarrió y que el pastor encontró a los pies de la imagen de la Virgen.

La fuente representa un buey de cuya boca sale el chorro de agua. Siguiendo el camino señalado, se llega a la capilla de San Juan y, más adelante, dando la vuelta a la montaña, al balcón de Garreta, desde donde el visitante puede recrearse contemplando la ciudad de Berga.

En este lugar se encuentra la cueva de San Ignacio. Entre las excursiones de gran recorrido, cabe destacar la travesía Núria-Queralt y el Camí dels Bons Homes, la ruta que siguieron los cátaros en su exilio (GR-107).

Dejamos aquí estas sugerencias por si quieres internarte en los caminos interiores de Cataluña, sus rincones mas bellos, historias y leyendas de siglos pasados.

Foto | Llunàtica81 y Jordi Payà Canals
En Diario del viajero | Dos conventos a descubrir en la comarca de Terres de l'Ebre, Cataluña

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio