Compartir
Publicidad
Entre paredes blancas y palacios, la Judería de Sevilla
España

Entre paredes blancas y palacios, la Judería de Sevilla

Publicidad
Publicidad

La judería de Sevilla, una de las más antiguas de España, es visita obligada para el disfrute de los sentidos, un encuentro con la historia y la leyenda, un paseo por la cultura y la sensibilidad, recorrer su peculiar trazado de calles, es un verdadero privilegio cargado de belleza y encanto.

La judería de Sevilla estaba separada del resto de la ciudad por un muro que bajaba desde el comienzo de la calle Conde de Ibarra, pasando por la Plaza de las Mercaderías hasta la muralla de la ciudad.

La aljama o antigua judería de Sevilla abarcaba el sector comprendido entre el Alcázar y las proximidades de la puerta de Carmona, es decir, los barrios correspondientes a las parroquias de la Santa Cruz y de San Bartolomé. La judería se abría hacia el exterior de la ciudad por la puerta de la Carne, de la cual partía hacia el interior la calle principal, que hoy toma los nombres sucesivos de Santa María la Blanca y San José y que separaba las colaciones o parroquias mencionadas.

A la expulsión de los judíos en 1492, esta amplia extensión de la ciudad adosada al Alcázar pasa a formar parte de la ciudad cristiana.

1024px Juderia De Sevilla Patio Calle Ximenez De Enciso 20110915 08992 Patio en la Calle Ximénez de Enciso

Alfonso X otorgó a los judíos tres sinagogas: la que hoy corresponde a la actual parroquia de Santa María la Blanca que es la más fiel a su pasado; la que estaba ubicada en la Plaza de Santa Cruz que en la actualidad no existe y la que se transformó en la parroquia de San Bartolomé.

Gracias a los favores a la Corte, pudieron erigir otras sinagogas como la del Convento de la Madre de Dios, hoy Facultad de Medicina, la del Colegio Mayor y la de la Alcoba, ubicada en las proximidades del jardín del Retiro.

Al barrio judío se accedía por diferentes puertas, la Puerta de la Carne a la que los árabes llamaban Bab Yahwar. Cerca de la Catedral, en la actual calle de Mesón del Moro había otra puerta de acceso; la tercera puerta, la de San Nicolás, se encontraba al comienzo de la calle San José.

La puerta del Atambor junto al Alcázar era pequeña y se cerraba por las tardes a los sones del tambor del cuerpo de la guardia. Esta puerta estaba al comienzo de la calle Rodrigo Caro, nombrada así en honor al escritor del siglo XVII de origen hebreo. Las tres puertas principales se cerraban al toque del Angelus a las 18 horas y se abrían a la mañana siguiente.

0 Juderia

En este paseo por la judería de Sevilla no puedes dejar de pasar por el palacio de Altamira, o palacio de los condes de Altamira del siglo XV. Se encuentra situado en el barrio de San Bartolomé del casco histórico de la ciudad, en la calle Santa María la Blanca, lindando también con la calle Céspedes y la plazoleta Dos Hermanas a la que da acceso. Es una zona próxima a una de las puertas de entrada de la judería, la puerta de La Carne, que tras la reconquista quedó dentro de la aljama judía.

Esta zona fue transformándose al desaparecer la judería en el siglo XVI. Muchas casonas señoriales fueron remodelándose como las casas-palacio de Céspedes, Levíes y de los duques de Béjar, desaparecidas, y las de Altamira y Mañara, hoy sedes de la Consejería de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, respectivamente.

Espero que estos datos de ayuden a recorrer la antigua judería de Sevilla a tu aire, tratando de imaginar entre el trasiego actual, lo que era aquella zona hasta el siglo XV.

Fotos | J.Alcalde, María Victoria Rodríguez y Turinea
En Diario del viajero | ¿Culto o turismo? El Arzobispo de Sevilla pide decoro para visitar la Catedral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio