Publicidad

La barandilla de San Sebastián cumple cien años
España

La barandilla de San Sebastián cumple cien años

Publicidad

Publicidad

Si hay un paseo icónico en la ciudad de San Sebastián / Donosti es el Paseo de La Concha. Un paseo marítimo que sigue la famosa Bahía de La Concha bordeando las playas de La Concha y de Ondarreta, con magníficas vistas de la Isla de Santa Clara.

Y si hay una imágen que sintetiza este paseo y se ha convertido en símbolo de la ciudad, esa es la barandilla de San Sebastián. Ya ha cumplido 100 años y sigue allí, tan elegante como en la Belle Epoque, y recuperada muchas veces de la fuerza del Cantábrico.

Su ubicación, su diseño y ornamentación son inconfundibles y la encontramos no sólo a orillas del mar, sino en llaveros, imanes, pendientes, colgantes, pisapapeles, postales y demás recuerdos para llevarte a casa a tu paso por Donosti.

Consejos para ir nadando hasta la isla de Santa Clara en San Sebastián

La idea de la barandilla nace en 1910 cuando el Ayuntamiento de San Sebastián / Donosti emprende una reforma completa del Paseo de La Concha a raíz de la visita de la reina Isabel II a la ciudad.

Las obras incluyeron una ampliación de la antigua carretera del paseo del litoral, la creación del Balnerario La Perla, la construcción voladizo sobre la playa asentado sobre96 pilares y la colocación de una barandilla de seguridad y decorativa. Se le encomienda un diseño especial al arquitecto Alday del ayuntamiento quien crea esta imagen hoy ya tan familiar.

2016 4 24 Qc7coezv1htqc2rztkxj05

La barandilla se realiza en hierro en una única fundición, cada tramo mide 96 cm de ancho por 80 cm de alto y pesa unos 40 kilos, y periódicamente se reemplazan sectores para mantenerla en perfecto estado de las inclemencias del tiempo o después de algún azote del mar embravecido.

La barandilla fue colocándose por tramos y recién en 1916 pudo ser oficialmente inaugurado el paseo por el rey Alfonso XIII.

La barandilla del Paseo de La Concha, como el resto de las de la ciudad, está protegida con la categoría “F” en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido (PEPPUC). Por lo tanto, cuando debe reemplazarse un tramo, el antiguo se guarda como parte del patrimonio.

Antiguamente era posible pedir el tramo reemplazado para tenerlo en casa como recuerdo, con fines prácticos u ornamentales.

El Carrousel Palace en Donostia

Curiosidades de la barandilla de San Sebastián

Todos los tramos de la barandilla tienen una cara y una contracara, aunque parezca que ambas sean iguales. Si te fijas bien, verás que la flor que decora la parte superior muestra los pétalos a los viandantes. Sin embargo** hay un tramo que está al revés. **No te diremos cuál es o dónde está. ¡Deberás encontrarlo!

Y te dejo aquí otra tarea: encuentra el segmento del paseo en el que la barandilla tiene un diseño ligeramente diferente, más ovalado.

Además, si quieres puedes tener una réplica de la barandilla de San Sebastián en tu casa, puedes pedirla a la fundición que tiene la exclusividad de su fabricación (Mendia y Murua). Tienes distintas opciones y precios para elegir..

Otra curiosidad interesante: Puedes encontrar réplicas de esta barandilla en al menos 3 ciudades: Madrid, Barcelona y Sitges. Esta última por estar hermanada con San Sebastián / Donosti.

En Diario del viajero | Más sobre San Sebastián

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir