Compartir
Publicidad

La botella de albariño más grande del mundo se convierte en una habitación de hotel

La botella de albariño más grande del mundo se convierte en una habitación de hotel
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La botella de albariño más grande del mundo fue utilizada para promocionar el Xacobeo 99. Tiene una estructura de unas siete toneladas y está construida en fibra de vidrio. La botella acabó sin tener ningún uso, hasta que se ha reconvertido en una habitación de hotel. Esta peculiar habitación de hotel se encuentra situada en un hotel rural de la localidad pontevedresa de Meis.

Hotel Botella Vino

Esta botella de albariño gigante fue creada como barco para promocionar la Ruta Jacobea por el río Ulla. Tras varios intentos para que navegará, acabó abandonada. 18 años después llamó la atención de Mónica Novas, la propietaria de Madeinfofán especializada en alojamientos singulares. Mónica fue a verla y le dijeron que si podía moverla se la daban. No creáis que fue fácil mover esta estructura, pero al final lo consiguió.

Cuando la botella ya estaba dentro del recinto del hotel rural, se restauró. La botella se limpió y fue pintada por una artista. Los propietarios querían que la botella de albariño pareciera real. Los albañiles y carpinteros se encargaron de crear una habitación llena de comunidades. La habitación tiene unos veinte metros cuadros, una pequeña sala, un armario y una cama de matrimonio. Los propietarios denominan este original alojamiento como "agro chic".

Horreo Tradicional

La habitación-botella es la sexta habitación de este establecimiento rural, una casa aldea en la que también puedes dormir dentro de un hórreo tradicional. La botella ha despertado mucha expectación, por lo que es complicado encontrar fechas libres para este verano. En la sala de la botella también realizan catas de vino, esperamos que sea de albariño. El hotel rural tiene su propia huerta y sirven un magnífico pan casero de calabaza.

Casa Rural Galicia Botella Vino

Próximamente esperan abrir otro alojamiento curioso, una casa tipo aldea gallega de madera que se podrá mover, para que los cliente se la pueden llevar y traer de vuelta. Por cierto, es un sitio ideal para ir con niños. ¿Qué os parece la idea de dormir dentro de una botella gigante?

Fotos | @madeinfofan
Vía | Deia
En Diario del Viajero | Esta Semana Santa duerme en un hotel rural con forma de caracol
En Diario del Viajero | El primer hotel-panadería del mundo está en Barcelona

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos