Compartir
Publicidad
Publicidad

Metro de Madrid: más publicidad, peor servicio

Metro de Madrid: más publicidad, peor servicio
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ningún metro del mundo se libra de la publicidad. Desde los clásicos carteles en los andenes hasta los vagones y estaciones adaptados para promocionar un evento en concreto (algunas promos de pelis hasta gustaba pasar por la estación para verlas) este espacio de transporte público ha sido uno de los preferidos por muchos anunciantes. Pero en el caso de Metro de Madrid el asunto está llegando hasta lo ridículo o irritante.

Después de que Vodafone comprase temporaalmente el nombre de la estación más popular de la ciudad, la de Sol, por un valor de tres millones de euros (que aseguran esta denominación por al menos dos años más), ahora será la cadena de supermercados Carrefour la que se publite en este medio de transporte a través de los planos.

Si el plano del metro ya es suficientemente difícil de interpretar para muchos turistas, ahora contará con tropecientos logotipos de Carrefour que ubicarán todos los supermercados de esta empresa según la parada de metro más cercana. Serán 125.000 planos los que se repartan con este patrocinio en una acción que durará hasta finales de octubre. Metro de Madrid recaudó 11,4 millones de euros el año pasado en publicidad.

¿Es la publicidad el mayor problema de Metro de Madrid?

Pero todo este tema de la publicidad no sería más que pura anécdota si no existiese detrás un deterioro en el servicio que la empresa de transportes ofrece a sus usuarios. La publicidad excesiva no es, desde luego, lo peor que nos pasa a los viajeros del Metro de Madrid, pero sí la gota que colma el vaso de nuestra paciencia.

Llevo viviendo en Madrid ya cuatro años y en este tiempo he notado un enorme descenso de calidad del transporte del Metro, desde la frecuencia de los trenes hasta en algo tan básico como la limpieza de las estaciones. Y encima, esto ha coincidido con considerables subidas de los precios, tanto de los individuales como de los abonos, y con el bombardeo de la ridícula publicidad.

Por eso tener que escuchar por megafonía cada vez que usas la Línea 2 que vas a parar en “Vodafone Sol” resulta algo molesto. Y creo que no soy el único quisquilloso. De hecho, en el último mes he escuchado a varias personas en el vagón conversar con su acompañante de lo poco que le gustaba que hubiesen metido esto de “Vodafone” en la línea o que la estación se llama Sol, se pongan como se pongan. Tampoco fueron pocos los letreros que tuvieron que sustituir cuando inauguraron esta medida publicitaria porque la gente los tachaba.

Da la sensación de que se están riendo de nosotros. Y ahora lo mismo con los planos que nos dicen en qué parada tenemos que bajarnos para ir al Carrefour más cercano. Y no sé si esa es la publicidad que más necesitan las empresas

Vía | El Mundo
Foto | Álvaro Onieva
En Diario del Viajero | Una carretera noruega para valientes
En Diario del Viajero | Personajes que dan nombre a lugares de Madrid: Chueca, La Latina, Méndez Álvaro y más

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio