Compartir
Publicidad

Ruta de la Plata en moto. De Zamora a Plasencia

Ruta de la Plata en moto. De Zamora a Plasencia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Ruta de la Plata hunde sus raíces en la prehistoria, aunque será la época romana la que le otorga carta de naturaleza al tender una calzada romana entre Emérita Augusta, actual Mérida, y Emérita Astúrica, actual Astorga. Tras los romanos, los visigodos, tras estos los árabes. Todos usaron el itinerario para atravesar la península Ibérica de norte a sur. Y a pesar de su bello nombre, no se usó nunca para el transporte de la plata, sino que la denominación deriva de la palabra árabe Bal-Ata, piedra, losa o ladrillo.

Esta denominación surge en el tramo central y se acabará extendiendo a todo el recorrido. Hoy precisamente recorremos este tramo entre Zamora y Plasencia atravesando regiones tan ricas en restos, historia y tradiciones como la zona de Salamanca y la provincia de Cáceres.

m

Al dejar atrás la ilustrada capital salmantina, encontramos un enorme cartel donde un sabio ha dejado impresa una sentencia que admira por su lucidez. “Haz algo bueno al día o cállate”. Contemplando semejante sabiduría uno recuerda aquello de Quod natura non dat, Salmantica non praesta, O sea, que lo que la naturaleza no da, ni la mejor universidad de Salamanca lo presta.

Atravesamos la sierra de Bejar y nos adentramos en la dehesa pura con sus encinas y sus alcornoques. Por supuesto, el cerdo ibérico provee estas tierras de oro graso, de sabor y aroma inconfundibles.

En Baños de Montemayor, ya en Extremadura, la carretera se retuerce y desciende hasta un pueblo dedicado al mimbre y a sus termas, herencia romana que también ha dejado los restos de la antigua calzada. En Hervás nos perdemos por las intrincadas callejuelas de la judería.

n

La carretera se aplana de nuevo hasta dejarnos ante las murallas de la monumentalísima ciudad de Plasencia, una de las más bellas, apacibles y encantadoras de esta Ruta de la Plata que tantas sorpresas ofrece. Un recorrido por su casco antiguo nos ofrece la visión de dos catedrales y una plaza mayor llena de vida.

m
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio