Publicidad

Un bosque de secuoyas en Cantabria

Un bosque de secuoyas en Cantabria
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Al escuchar el nombre de secuoya, así como está aceptado por la RAE o en su versión sequoia, inmediatamente nuestro imaginario vuela a los bosques y parques nacionales de las montañas de California.

Vuelven a nuestra memoria esas imágenes de los árboles gigantes, de piel rojiza y tronco recto que se elevan a alturas impensables, con tantos años encima que podrían contarnos todo lo que ha pasado en el Mundo desde el año cero (literalmente).

Sin embargo, esta misma especie que tiene su propio Parque Nacional en California (Sequoia sempervivens), también está presente en España. Y la representación mas numerosa y atractiva se ubica en Cantabria.

Muy cerca de la población de Cabezón de la Sal, encontramos un espacio natural protegido (y declarado Monumento Nacional): el bosque de secuoyas del Monte Cabezón. Son casi 3 hectáreas con unos 850 ejemplares que fueron introducidos en España y plantados en la década de los años 40 del siglo pasado siguiendo la política forestal del momento.

Estos magníficos árboles, con sus 70 años de vida, alcanzan ya los 35 metros de altura y sus troncos superan el metro y medio de diámetro. Y son apenas unos bebés si pensamos que las secoyas pueden vivir cientos de años y alcanzar los 7 metros de circunferencia y los 100 metros de altura.

Este verano, además, puedes apreciar la belleza de este bosque apuntándote a las visitas guiadas gratuitas que organiza Turismo de Cantabria hasta el 31 de agosto. Sólo tienes que reservar llamando al teléfono 942 700 332.

Mas info | Turismo de Cantabria
Imagen | Silvia.collet
En Diario del Viajero | Visita al Museo Marítimo del Cantábrico en Santander

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir