Compartir
Publicidad

Valencia en Fallas: la Ofrenda a la Virgen

Valencia en Fallas: la Ofrenda a la Virgen
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las Fallas ya han comenzado. La pólvora, la música y los monumentos inundan las calles. Este año la coincidencia del fin de semana grande de Fallas con las vacaciones de Semana Santa para muchos hace que la ciudad esté a reventar en fiestas. Valencia está al completo, con miles de visitantes llegados de muchos lugares del mundo.

En ocasiones es difícil hacerse un hueco en la Plaza de la Reina, por algunas calles del Barrio del Carmen o en la Plaza del Ayuntamiento debido a la cantidad de gente que se mueve buscando vivir las fallas de Valencia de una u otra manera. Cultura, fiesta, marcha... todos pueden encontrar un motivo para acercarse a la capital del Turia estas fechas.

Yo este año huyo de las multitudes, así que me las pierdo. Sin embargo, he vivido en varias ocasiones las fallas como os vengo contando estos días, la última de ellas el año pasado. La foto que encabeza estas líneas representa uno de los momentos más bonitos de la fiesta, el de la Ofrenda a la Virgen.

Aunque quizá no constituya la mejor de las perspectivas, era la única que permitía la masa humana alrededor de la Ofrenda. Se puede apreciar la parte posterior de la enorme imagen de la Virgen de los Desamparados y la cantidad de cestas de flores que las comisiones falleras entregan como ofrenda en este acto de devoción a la patrona de Valencia que se viene realizando desde 1945.

Decenas de miles de falleros y falleras de todas las edades se acercan con emoción a realizar su ofrenda, que acabará vistiendo el tapiz que conforma el manto de la Virgen. La ofrenda se celebra los días 17 y 18 de marzo y convierte a la plaza de la Virgen, custodiada por el Miguelete, en un auténtico mar de flores.

Todas las comisiones, infantiles y mayores, desfilan por las calles de la ciudad desde sus casales hasta la plaza de la Virgen, junto a la Basílica, donde cada fallera deposita un ramo de claveles que formará parte del manto que adornará la imagen de la Virgen.

El último ramo del día es ofrendado por unas valencianas muy especiales: el día 17 la Fallera Mayor Infantil de Valencia y el día 18 la Fallera Mayor.

Como se puede ver en la galería de imágenes, las mujeres visten con reproducciones, muy caras por cierto, de los trajes regionales típicos de los siglos XVIII y XIX.

Es habitual ver llorar con emoción a aquellos que llegan frente a la imagen de la Virgen, y aunque desde fuera pueda resultar algo teatral, por lo que me han explicado los que lo han vivido en primera persona, es un momento especial alcanzar ese lugar tan cerca de la imagen, que impresiona por su belleza entre la multitud.

Alrededor de la Virgen y encaramados a ella se sitúan 26 "vestidores" que se encargan de recoger los ramos de las falleras e ir colocándolos para confeccionar el manto de la Virgen.

Y, como no podía faltar, la música acompaña este discurrir sin descanso durante los 2 días: unos 10.000 músicos acompañan a las cerca de 400 comisiones falleras que participan en la ofrenda.

Éste es el acto más multitudinario de las Fiestas, ya que participan todas las comisiones en el mismo acto y tiene lugar durante esos 2 días, por lo que cualquiera puede elegir el momento de la tarde-noche en el que contemplar la ofrenda.

Es un acto de devoción hacia la Virgen que los padres intentan inculcar desde bien pequeños a sus hijos, por lo que es habitual ver desfilar bebés en carritos o al brazo ataviados también con sus pequeños trajes típicos.

Si el viajero desea contemplar este emocionante acto, quizá lo mejor sea esperar a que la ofrenda ya esté avanzada, y el segundo día es cuando se pueden disfrutar en todo su esplendor las miles de flores que con su perfume embriagan al público.

Ese aroma perdura al día siguiente, San José, cuando la ofrenda ya ha finalizado pero la imagen de la Virgen queda en la plaza para deleite de todos los valencianos y visitantes que acuden este día tan especial a la capital. Incluso en los días posteriores, una vez finalizadas las Fallas, es posible percibir ese olor en la Plaza.

Después de que se desmonte y se recoja la imagen, muchos valencianos estarán esperando con emoción que lleguen las próximas fiestas para vivir de nuevo este emotivo acto junto a todas las otras celebraciones falleras.

Más información | Ayuntamiento de Valencia Más información | Fallas.com En Diario del viajero | Llegan las Fallas En Diario del viajero | Valencia en Fallas: la pólvora En Diario del viajero | Valencia en Fallas: los monumentos y el fuego En Diario del viajero | Valencia en Fallas: la música

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio