Compartir
Publicidad

Visita a Covetes dels Moros en Bocairent, Valencia

Visita a Covetes dels Moros en Bocairent, Valencia
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La localidad valenciana de Bocairent a los pies de la Sierra Mariola tiene muchos atractivos para el visitante, pero si he de destacar uno de ellos por su carácter único y peculiar, os hablaré de les Covetes dels Moros ("Cuevitas de los Moros"). Estas pequeñas cuevas excavadas en la pared vertical de una montaña son una curiosidad histórica que podemos visitar.

Solo tenemos que atravesar el pueblo siguiendo las indicaciones desde la Plaza del Ayuntamiento y llegar a través del sendero a esta inmensa pared rocosa horadada con 53 ventanas que esconden un laberinto de pasadizos y recovecos en los que sentirnos hormigas, bandoleros, vigías, recolectores...

De lejos, da la impresión de que la montaña cuente con ojos diminutos para vigilar los alrededores, montaña que se quedaría probablemente extrañada por el goteo de gente que transcurre por la ruta de les Covetes de Bocairent hacia ella. Allá vamos nosotros también.

Poco a poco, esos ojos se van agrandando y se convierten en bocas, bocas por las que pronto, y desoyendo las recomendaciones de los monitores (no volverá a pasar), podremos asomarnos. No sin antes dejar en la base de la pared de la montaña todos nuestros bolsos, mochilas... y cualquier bulto que entorpezca nuestra incursión en las cuevas.

Nada más asomarnos a la "puerta" de les Covetes dels Moros entendemos por qué hay que deshacerse del "lastre". El diminutivo "covetes" ("cuevitas o cuevecitas") no está puesto al azar. Por suerte, la cámara de fotos puede venir con nosotros en este recorrido e inmortalizar algunos momentos, rincones (si es que se puede llamar así a los recovecos redondeados) y panorámicas desde lo alto.

Nada más iniciarnos en esta aventura nos damos cuenta de que no va a ser sencillo. Una cuerda nos ayuda a trepar por unos escalones imposibles labrados en la roca. Poco a poco te sientes recorriendo las cuevitas como una hormiga paseando por su morada.

Solo que ellas no se desorientan, ni tienen que trepar, ni introducirse por tubos de piedra que apenas te dejan espacio para moverte, ni ayudarse de cuerdas para acceder al siguiente nivel sin correr peligro... Toda una "experiencia lítica" que me ha sorprendido positivamente.

Interior Covetes dels Moros

Origen de les Covetes

El nombre que reciben estas cuevas artificiales no deja lugar a dudas acerca de su origen: allá por los siglos X-XI la vertiente derecha del barranco conocido hoy como "Barranc de la Fos" fue horadada con hasta 53 ventanas artificiales por andalusíes hispano-árabes que habitaban entonces la zona.

Las ventanas se distribuyen en tres o cuatro niveles, pero no están unidas a la misma altura. En sus inicios no estaban comunicadas sino que cada habitáculo fue concebido para ser independiente. Solo posteriormente se rompieron paredes contiguas y se excavaron túneles-chimenea para salvar los desniveles.

De este modo, los habitáculos están intercomunicados y podemos hacer un recorrido por buena parte de su estructura. Hace un siglo era más difícil, porque solo se podía acceder escalando, ayudándose de muescas en la roca, hasta llegar a unos ocho metros del suelo, donde se sitúa la ventana más baja.

Hoy día se puede acceder a esta ventana (convertida en puerta a golpe de barreno) gracias a unas escaleras metálicas que desentonan en el entorno, sí, pero sin las cuales les Covetes serían mucho más inaccesibes.

Ha habido diversas hipótesis sobre la utilidad de tan singular obra, desde cámaras sepulcrales a cenobios visigóticos, aunque la más plausible y aceptada en la actualidad tras diversas prospecciones arqueológicas es que las Covetes dels Moros sirvieran como graneros.

Es probable que este tipo de almacenaje colectivo en graneros "de seguridad" se trasladara hasta esta zona desde el norte de Marruecos, como muestran las similitudes con algunos sistemas similares en el Atlas.

Más tarde, estas cuevas tendrían funciones defensivas y de vigilancia. Buen lugar para esconderse... y desde el que obtener unas bonitas vistas si nos atrevemos a asomarnos un poco. Nos dejamos sorprender por la ermita del Sant Crist en el monte frente a nosotros y por la vertiginosa caída vertical a nuestros pies.

Sendero a les Covetes dels Moros

Consejos para la visita de les Covetes del Moros

Para recorrer las Covetes dels Moros hay que estar mínimamente en forma para "colarse" por los túneles más estrechos y estar dispuesto a arrastrarse y a culear en más de una ocasión. Imprescindible calzado deportivo y ropa cómoda, aparte de haber almorzado bien para hacer funcionar los músculos cuando sea necesario impulsarse. El herbero (un delicioso licor típico de Bocairent) lo dejamos para después...

Pero en definitiva merece la pena el esfuerzo y no se puede visitar la comarca de La Vall d'Albaida ni Bocairent, sin conocer las cuevas y vivir una experiencia única.

La recorren incluso niños, con ayuda de sus padres o del monitor que conoce este laberinto al dedillo y que se sitúa en los lugares con más peligro potencial. Hace un tiempo el lugar se podía atravesar por libre, pero ahora hay al menos dos personas voluntarias, una a la entrada que da las indicaciones a los visitantes y otra en el interior de las cuevas.

Ahora es necesario adquirir una entrada por 1'50 euros que te permite el acceso a les Covetes dels Moros. Podemos comprarla en una caseta junto a la Cava de Sant Blai (Cava de San Blas, otro de los atractivos turísticos de Bocairent), antes de empezar la ruta más agreste y alejada del pueblo (aunque no nos vamos más de 300 metros).

El horario de visita a les Covetes dels Moros es de martes a viernes de 11 a 14 horas; sábados y domingos de 11 a 14 horas y de 16.30 a 19 horas (cierra los lunes, día en el que solo podremos acercarnos a la base).

Yo, a pesar de salir con algún moratón leve, estuve encantada y emocionada de haber conocido por fin en Bocairent las Covetes dels Moros de las que tanto había oído hablar. No olvidéis ropa y calzado cómodos y... ¡a disfrutar de esta experiencia lítica!

Fotos | Eva Paris en Diario del viajero Más información | Bocairent En Diario del viajero | Las Cuevas del Drach, Mallorca, Las Cuevas de las Campanas en Israel

Nota: Pude realizar esta visita gracias a una invitación personal del Patronato Provincial de Turismo de Valencia. Dicha invitación no compromete mi opinión sobre el destino.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos