Compartir
Publicidad
Publicidad

Visitas nocturnas a la Mezquita-Catedral de Córdoba

Visitas nocturnas a la Mezquita-Catedral de Córdoba
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir de la próxima primavera podrán realizarse visitas nocturnas a la Mezquita-Catedral de la ciudad andaluza de Córdoba.

A partir de entonces los pases de la visita se realizarán de forma permanente durante todo el año, en un calendario prefijado con antelación para permitir la reserva anticipada, por la noche y en grupos reducidos de 80 personas.

El recorrido se iniciará en el Patio de los Naranjos con una proyección audiovisual de diez minutos. A través de ella se recorre la historia del monumento y de la ciudad.

Se continuará con un recorrido por los principales puntos de interés del interior del tempo, por lo que nos dejaremos transportar por el sonido y la iluminación, que se va produciendo de forma gradual conforme se desarrolla la visita.

La duración de la presentación será de una hora aproximadamente y las descripciones y explicaciones del recorrido se recibirán a través de un sistema de auriculares que emitirá simultáneamente en ocho idiomas diferentes (español, inglés, francés, alemán, italiano, portugués, japonés y árabe).

Es una buena iniciativa que conjugará tecnología con la magia que desprende el enorme espacio y su historia.

Las visitas se realizarán viernes y sábados durante enero y febrero; de lunes a sábado de marzo a mayo; junio y julio los miécoles, jueve, viernes y sábados. En agosto y septiembre nuevamente de lunes a sábado y en noviembre y diciembre sólo viernes y sábados.

¿Y este calendario tan extraño?

Habrá un pase diario en horario nocturno, obviamente, y los viernes y sábado habrá dos. El precio será de 18 euros por adulto, 9 euros para menores de 7 a 10 años, jubilados y estudiantes, y los menores de 7 años tendrán entrada gratuita.

Hace pocos meses volví a caminar su patio y su interior. Eché de menos un circuito audioguiado más organizado, con esos puntos señalizados con números que ayudan a saber exactamente dónde estás y qué escuchar en el aparatito. A ver si eso también cambia porque la información de la audioguía es muy buena, pero en ocasiones no sabes si estás escuchando lo que corresponde al lugar donde estás parado.

Vía | El Mundo En Diario del Viajero | Patrimonio de la Humanidad: España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos