Compartir
Publicidad

Año nuevo en Italia: un mosaico de tradiciones

Año nuevo en Italia: un mosaico de tradiciones
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

De todos los países, Italia es uno de los que mayor variedad de tradiciones ofrece por estas fechas. Si bien en la navidad siguen las mismas costumbres que el resto del mundo, en lo que respecta a los festejos de fin de año, bien podrían sacar el primer premio en un concurso de originalidad.

En la última noche del año,los italianos preparan la cena conocida como la Cena de San Silvestro, donde además de comer y beber en abundancia, promediando las doce de la noche todos salen a los balcones para “despedir” simbólicamente al año que se va y recibir al nuevo. Desde hace un tiempo, en algunas regiones se difundió una nueva costumbre que es la de regalarse entre familiares y amigos, prendas íntimas de color rojo como expresión de los mejores augurios para el año entrante. En cambio, en lugares como Nápoles, Sicilia y Calabria, se sigue manteniendo una curiosa y milenaria tradición que es la de arrojar algunos muebles por la ventana. Esta costumbre se fundamenta en que creen que al arrojar objetos como platos, vasos o muebles en desuso, se liberan de todo lo malo que les pudo suceder en el año que termina (de aquí viene la conocida frase “tirar la casa por la ventana”).Es por eso que en los sitios donde se lleva a cabo esta práctica, deben vaciar las calles previamente y se establece un horario fijo para arrojar los muebles, sobre todo para que los transeúntes sepan en que momento salir de sus casas, sin temor a ser alcanzados por un sofá o un candelabro. Y las tradiciones siguen aún para el día después de año nuevo. Como primer almuerzo del año, degustan un apetitoso y elaborado plato de lentejas, ya que según la fantasía popular los italianos asimilan la imagen de las legumbres con la de la abundancia y el dinero.

Pero además de estas llamativas costumbres, desde siempre Italia fue el país de Europa que mayor cantidad de fuegos artificiales usa durante las fiestas. Esa tradición la heredaron de Marco Polo, quien al llegar a la antigua China, se encontró con el invento de la pólvora y descubrió que mezclándola con algunas sustancias colorantes se la podía utilizar como elemento de festejo en distintas ocasiones.

Si por casualidad estás en Italia por esos días y no tienes familiares o amigos allí, no te preocupes, ya que ciudades como Milán, Roma, Venecia, Florencia, Turín y Nápoles cuentan con un programa de acogimiento para todos los viajeros que quieran compartir junto a ellos la experiencia de recibir el 2006 de una forma “veramente italiana”.

Más información | Capodanno in Italia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos