Compartir
Publicidad
Asomarse al Monumento de Walter Scott en Edimburgo
Europa

Asomarse al Monumento de Walter Scott en Edimburgo

Publicidad
Publicidad

Walter Scott, como figura mundial de la literatura, se merecía un homenaje como este en la ciudad que lo vio nacer y vivir. Hoy nos asomamos al Monumento de Walter Scott en Edimburgo, erigido en honor del autor escocés tras su muerte, inaugurado en 1845. Se dice que es el monumento más grande creado en honor a un escritor.

El Scott Monument es un monumento de estilo gótico de corte victoriano que podemos ver en pleno centro de la ciudad, en los Princes Street Gardens, frente a los almacenes Jenners y en las proximidades de la estación de ferrocarriles de Waverley.

La torre, construida en pizarra de Livingston y con una altura de 61'1 metros, perdió el color original a lo largo de los años de contaminación industrial y hoy en día la podemos ver con esa tonalidad negruzca que la muestra algo deslucida, un tono que remarcarán los días grises.

Walter Scott Monument

La gran aguja gótica está decorada con 64 personajes de las novelas creadas por el escritor, entre las que destacan 'Ivanhoe' o 'Waverley'...

Cuenta con una escalera de caracol interior que da acceso a las distintas plantas y que se va estrechando conforme ascendemos. Si llegamos al piso más alto tras 287 peldaños, aparte de obtener unas hermosas vistas panorámicas en 360º nos darán un certificado para recordar el momento.

El diseño fue ganado a través de concurso público por un arquitecto aficionado y la estatua de Walter Scott que se puede ver en su base, bajo los arcos del monumento, es obra de un afamado escultor escocés, John Steell.

Vistas desde el Monumento a Walter Scott

La escultura contrasta con el tono oscuro del monumento, ya que fue realizada sobre mármol blanco de Carrara. Walter Scott aparece sentado, descansando después de haber escrito una de sus obras con una pluma, y acompañado por su perro Maida.

Después de unos años cerrado al público para su restauración, hoy podemos subir al Monumento de Walter Scott y contemplar Edimburgo a nuestros pies, con los jardines de Princess Street o el Castillo. La entrada cuesta 4 libras.

Fotos | Eva Paris y Chris Combe en Flickr-CC
En Diario del viajero | Diez cosas gratis que hacer en Edimburgo, Visita al Jardín Botánico de Edimburgo, un edén con vistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio