Compartir
Publicidad

Berlin (I): La Isla de los Museos

Berlin (I): La Isla de los Museos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre es bueno volver la mirada hacia destinos cercanos para redescubrir sus perfiles o encontrarnos con sus novedades.

Comencemos un recorrido por la bella Berlín que nos llevará a lugares conocidos y a rincones nuevos por explorar.

Podemos considerar a Berlín como un de los focos culturales de nuestro tiempo. Ha sabido recuperar el sitio de privilegio en el nacimiento y desarrollo de tendencias artísticas de todo tipo.

Berlín reúne en sus 175 museos, tesoros de todas las civilizaciones. Sobresalen los que se agrupan en la Isla de los Museos, situada en el barrio Mitte y declarada Patrimonio de la Humanidad.

Este espacio está formado por cinco museos, ubicados en clásicos edificios del siglo XIX a orillas del río Spree, construídos a lo largo de 100 años (1830-1930).

El Museo de Pérgamo, contruído entre 1910 y 1930, es el más visitado de la ciudad. Aloja impresionantes colecciones de antigüedades, el Museo del Medio Oriente y el de Arte Islámico con piezas de altísima calidad. Entre ellas: el altar de Pérgamo y la Puerta de Ishtar. Más de 6.000 años de historia bajo un mismo techo. El Museo Antiguo o Altes Museum: construido en el año 1830 según los planos de Schinkel, fue el primer edificio de la Museumsinsel y el primer museo público de Prusia. Su monumental arquitectura clásica lo hace fácilmente reconocible (ver foto), alberga la valiosa colección de antigüedades Clásicas , el tesoro griego, el Museo Egipcio, etc.

La Antigua Galeria Nacional o Alte Nationalgalerie tiene sus orígenes en la época del rey Guillermo IV (1841). Sus formas recuerdan la de un templo clásico y si bien fue muy dañada durante la II Guerra Mundial, su reconstrucción deja ver todo su esplendor. Cobija a la mayor colección de pintura y escultura alemanas del siglo XIX, así como excelentes adquisiciones de notables maestros de esa época: Cornelius, Overbeck, Menzel, Monet, renoir, Degas o Rodin.

El Museo Bode, antiguamente llamado del Kaiser Federico, hace gala de un estilo barroco muy de la época de Guillermo II. El rey ordenó construirlo como si estuviera naciendo de las aguas del río Spree. Es típica su cúpula que lo diferencia en el conjunto monumental de museos y que fue totalmente reconstruida. Aqui podremos ver la Colección Numismática, el Museo de Arte Bizantino y la Colección de Escultura de maestros clásicos.

El Museo Nuevo fue inaugurado en 1859 para albergar las obras que no podían exhibirse en el Altes Museum por falta de espacio. Recién en 1985 se deicidió la recosntrucción de este edificio después de los daños sufridos durante la guerra. Las obras continúan aún hoy y se espera que pueda disfrutarse a pleno para el 2009. Aquí se presentará el Museo Egipcio en solitario, así como parte de la colección Vor-und Fruheschichte de Prehistoria.

La ciudad de Berlin ofrece un ticket especial (SchauLust-MuseenBERLIN) que permite visitar todos los museos (y diversas atracciones adheridas) con duración de 3 días por sólo 15 euros por persona (info).

Fuera de la Isla de los Museos, Berlín nos ofrece más museos (como el Museo del Holocausto) que merecen visitarse. Llegaremos a ellos en los próximos días. Y, además, pasearemos por sus distintos barrios para conocer de cerca la vida berlinesa.

Vía | Info Berlin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos