Compartir
Publicidad

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Roma

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Roma
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Roma, la Ciudad Eterna, es una de las ciudades más bonitas del mundo y en ella existen lugares donde el auténtico lujo es sentirse tan cómodos como en casa. Con sus excepcionales vistas sobre un panorama que durante siglos ha maravillado e inspirado a miles de visitantes, Roma es, sin duda alguna, una de las ciudades donde podréis disfrutar, más y mejor, del famoso Valentine's Day.

Si os lo tomáis con calma y no os dais una paliza procurando verlo todo en dos días, existen lugares ubicados a pocos minutos de los monumentos y de los lugares de mayor interés histórico y cultural en los que el tiempo parece ralentizarse, y el corazón recupera la alegría de vivir. Me estoy refiriendo a una serie de restaurantes - capaces de garantizar la tranquilidad de un oasis -, desde donde podréis impregnaros de toda la belleza y romanticismo de esta maravillosa ciudad añadiendo un plus a la idea que todos tenemos del estilo italiano.

Restaurante Enoteca La Torre (Villa Laetitia)

El restaurante Enoteca la Torre está ubicado en Villa Laetitia, en la histórica residencia propiedad de la familia Fendi, situada en el Lungotevere delle Armi, en el barrio Della Vittoria. Un lugar que es un remanso de paz donde se puede disfrutar de un ambiente elegante y refinado en pleno corazón de Roma. Premiado con un estrella Michelin, podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que es uno de los mejores restaurantes de la ciudad gracias a la habilidad al frente de los fogones del chef Danilo Ciavattini, y del sommelier Rudy Travaglia que se esfuerzan cada día para no defraudar nunca las expectativas de su exclusiva clientela.

Piperno

Restaurante Piperno (Monte Cenci)

El merito indiscutible de la familia Piperno fue el haber fundado un restaurante del que se sentían tan orgullosos que no dudaron en bautizarlo con su mismísimo apellido. El restaurante Piperno es el más característico y antiguo del Ghetto de Roma (acaba de celebrar su 51 aniversario).

En él, durante todo el año, se pueden disfrutar de los mejores elaborados de la cocina tradicional romana y ebrea, y de la perfecta simbiosis derivada de la sabia mezcla de estas dos culturas. En la sala principal del restaurante mientras se cena se pueden admirar frescos de finales del siglo XVIII, pero también disponen de reservados que son la solución ideal para todos aquellos que desean disfrutar de un poco de intimidad y de espacio. ¡Quién sabe, quizá para animarse a hacer la pregunta más importante de sus vidas!

Aroma

Restaurante Aroma

Con una extraordinaria vista sobre el Coliseo, el restaurante Aroma y su chef Giuseppe Di Lorio – considerado como uno de los talentos más jóvenes y brillantes de Italia -, miman los paladares más exigentes con recetas e ingredientes fresquísimos, acompañados por una carta de vinos con más de 400 referencias. La decoración resulta relajante y acogedora, y dispone también de una terraza acristalada que permite disfrutar de una vista impagable sobre el Coliseo. Ideal tanto para un almuerzo como para una cena romántica. Es un sitio tan mágico que ha sido premiado además de con una estrella Michelin con las 5 Star Diamond Award.

Allororoma

Restaurante All'Oro

Pero si lo que de verdad vais buscando son los sabores auténticos de la tradición pero adaptados con maestría al aire de los tiempos no podéis dejar de visitar el restaurante All’Oro y las propuestas gastronómicas de su chef Riccardo di Giacinto. Disfrutaréis en un marco moderno y elegante, de propuestas mediterráneas realizadas con un toque cosmopolita, y en las que la sencillez y la originalidad son uno de los nuevos puntos de referencia de la restauración romana.

Lapergola

Restaurante La Pergola

Este listado no estaría completo si no mencionase al archiconocido restaurante La Pergola donde gracias al arte del chef Heinz Beck se puede disfrutar de la excelencia del arte culinario. Situado en el último piso del Hotel Rome Cavalieri, La Pergola permite disfrutar de unas vistas superlativas y del buen hacer de todo un equipo de profesionales.

Lo mejor de todo es que muchos de estos restaurantes están ubicados en estupendos hoteles. Los hay para todos los gustos, más clásicos y también más modernos. De esta forma, si queréis pasar un fin de semana auténticamente sensorial, sin estrés y sin tener que andar corriendo de aquí para allá, no dejéis de echarles una miradita. ¡Quizá encontréis lo que andabáis buscando para celebrar un San Valentín por todo lo alto!

Fotos | La Pergola, All'Oro, Aroma, Piperno, Enoteca La Torre
En Diario del Viajero | "Tras la pista", una forma diferente de conocer Roma
En Diario del Viajero | Ver Roma desde una Vespa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio