Compartir
Publicidad

El Salón de los Espejos vuelve a brillar en Versalles

El Salón de los Espejos vuelve a brillar en Versalles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El Salón de los Espejos de Versalles recuperó ayer el esplendor que le corresponde tras la restauración llevada a cabo con el fin de recuperar el brillo que tenía cuando se construyó en 1678.

Los trabajos, que han durado dos años, permitirán de nuevo a los visitantes de uno de los mayores atractivos culturales y turísticos de Francia admirar otra vez el Salón, tal y como fue concebido por el arquitecto Jules Hardouin-Mansart y el pintor Charles Le Brun.

En realidad sólo se podrá ver la mitad sur del Salón, pues ahora se acometerán las obras de la mitad norte, que está previsto que concluyan en 2007.

El Salón, de 73 metros de largo, debe su nombre a los 578 espejos que adornan sus paredes junto a las pinturas de la bóveda de Le Brun. Ahora y por vez primera en la historia se ha acometido la restauración total de la galería. Se han cambiado 700 metros cuadrados de parqué, se han restaurado las pinturas, limpiado espejos, mármoles y bronces, al tiempo que se ha modernizado la instalación eléctrica e instalado un sistema de seguridad anti-incendio.

Para que no haya avalanchas cuando el Salón sea abierto completamente, la administración del monumento está barajando la posibilidad de permitir la reserva de entradas por adelantado para visitar Versalles en 2007.

Vía | El Universal Sitio Oficial | Galerie des Glaces Más información | Château de Versailles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos