Compartir
Publicidad
Publicidad

En Nápoles: mira bien antes de cruzar la calle

Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una ciudad que pone a prueba nuestra destreza como peatones, és Nápoles. Cruzar una calle es una tarea de superhéroes. Y si se trata de una avenida, mejor será que te encomiendes a San Genaro, patrono de la ciudad.

La razón es una: no se respeta ninguna regla de tránsito. No se conoce el significado de conceptos como: cruce peatonal, prioridad de paso, semáforo rojo, ceda el paso, etc. etc.

El tráfico es endemoniado, caótico y una pesadilla si te has metido en el problema de alquilar un coche y salir de turista por ahí. Todos, transeúntes y conductores, tienen reglas no escritas que pueden resumirse en una: la ley del mas osado.

Y ¿qué dicen los propios napolitanos del desorden del tráfico de su ciudad?

Los conductores de moto son una marea incontenible. De a uno, de a dos o de a tres en una misma moto. Hablando por teléfono, apurados o discutiendo entre sí. Todos, todos… sin casco.

¿Y si vamos en bicicleta? Juzguen por ustedes mismos:

¡Socorro!

Video | Youtube
En Diario del Viajero | Nápoles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos