Compartir
Publicidad
Publicidad

Escapada de lujo: la elegancia y el glamour de Montecarlo

Escapada de lujo: la elegancia y el glamour de Montecarlo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un lugar pequeño pero de una belleza inmensa. Un sitio en el que se combinan los hermosos paisajes, el lujo, la elegancia, el dinero y el disfrute en el que nada falta. Se trata de Montecarlo y es ese el próximo destino de Diario del Viajero.

Es esta el área residencial, hotelera y de casinos del principado. La más importante en ese sentido y donde el viajero podrá encontrar todo lo que necesita para pasar unas vacaciones a puro lujo, con el glamour de la realeza y de muchos famosos a nivel mundial que eligen este rincón del mundo para descansar y encontrarse.

Datos de interés

Todo extranjero que decida pasar sus vacaciones en Mónaco, por un período menor a los tres meses, deberá presentar un documento ante las autoridades monegascas que puede ser el pasaporte, un título de viaje o documento de identidad.

Por su parte, la moneda no es un problema dado que allí la unidad monetaria es el euro aunque también existen monedas monegascas en circulación que procuraré encontrar para mi colección.

En cuanto al clima, basta con decir que Mónaco cuenta con temperaturas muy benévolas durante todo el año, lo que convierte a este en un destino ideal para visitar en cualquier momento. Inviernos no tan fríos y veranos no tan calurosos. Aunque, claro, para disfrutar del mar y la navegación en los lujosos yates, son los meses de junio, julio y agosto los más interesantes.

Cómo llegar

Unido a los países del continente a través de la red europea de autopistas, la vía terrestre es una opción para llegar a Mónaco en coche y, luego, trasladarse por el lugar con movilidad propia. También puede utilizarse el tren que para en la estación de Mónaco-Monte-Carlo. De este modo, las opciones son la Ligure que une a Marsella y a Milan, el Train Bleu que hace el trayecto Paris-Ventimiglia y el T.G.V. (Tren de Alta Velocidad) que conecta a las ciudades de Niza y Paris.

En tanto, quienes deseen llegar luego de atravesar el mar y encontrarse de frente con la costa monegasca, podrán acceder allí en barco. Sí, gracias a los dos puertos disponibles (Puerto de Hércules y Puerto de Fontvieille) y preparados para el amarre de grandes naves.

Claro que, personalmente, para iniciar un viaje de lujo, elijo llegar en avión al aeropuerto internacional Niza-Costa Azul que se alza a 22 kilómetros de Mónaco y, luego, volar durante siete minutos en helicóptero hasta Montecarlo, aprovechando una hermosa visual desde el aire.

Hotel Hermitage

Alojamiento

Como ya he dicho, es en Montecarlo donde se reúne la mayor parte de la oferta hotelera de Mónaco. Es así que, elegir donde alojarse, no será nada difícil gracias a la cantidad de establecimientos que allí existen. Aunque, claro, al ver el lujo, la belleza y los servicios que estos sitios prestan, la decisión no será nada fácil de tomar.

Pero, luego de pensarlo, me he decidido por el clásico Hotel Hermitage, un edificio construido en 1900 al más puro estilo de la Belle Epoque. De 227 habitaciones y con todos los servicios a disposición de los viajeros, este sitio es, además, un monumento histórico en el que no faltan el lujo, la elegancia, el glamour, la armonía, el arte y los detalles arquitectónicos exquisitos.

Ubicado frente al paseo costero, sus terrazas regalan una maravillosa vista marítima y del Puerto de Hércules que, por las noches, luce iluminado. Una visual increíble a la que se suman otros detalles tales como el gran salón la Salle Belle Epoque con detalles de columnas de mármol rosado y hermosos frescos, el jardín de invierno obra de Gustave Eiffel y su cúpula de cristal y acero, el lobby bar Limùn Bar y un piano bar, entre otras maravillas de este sitio.

Atractivos

Claro que más allá de disfrutar de una exquisita comida, de una vista al mar y de algún paseo a bordo de un lujoso yate, Montecarlo tiene otros atractivos.

De este modo el primer paseo me lleva a la Iglesia Saint Charles que se terminó de construir hacia 1883. Su estilo es netamente renacentista, cuenta con un campanario de treinta metros y una nave alumbrada por diecinueve vidrieras que pertenecían a la antigua sala de armas del Palacio Principesco.

Luego, el recorrido me lleva al Café de París donde disfrutaré de un exquisito almuerzo difícil de elegir en un menú lleno de platos elaborados, internacionales y con ingredientes de primera calidad. Perteneciente a la Société des Bains de Mer se combina aquí un ambiente elegante con los mejores sabores.

Y, más tarde, un paseo por El Museo Nacional de Autómatas y de Muñecas de Antaño, un recorrido por el siglo XIX a través de muñecas y de autómatas y alrededor de 2000 objetos. Se trata de uno de los establecimientos de este tipo más importantes del mundo y se encuentra abierto todos los días de 10 a 18 horas.

El Casino

El Casino de Montecarlo es, sin dudas, uno de los edificios y de las atracciones más importantes del lugar. Obra del arquitecto Charles Garnier, con frescos de Boucher, bajos relieves, esculturas y mármoles, el sitio es de una belleza increíble.

Construido en 1863, allí funciona también la Opera de Montecarlo y es la sede del Ballet de Montecarlo. Pero claro que, el juego, ocupa un lugar predominante y, allí, quienes deseen jugar algunos euros podrán disfrutar de diferentes tipos de ruleta, del poker, el blackjack y el baccarat, entre otros. Claro que, ahora, las modernas máquinas tragamonedas también han llegado a este lugar.

Por supuesto que, quienes no deseen darle una oportunidad al juego y al azar pero aún así pretendan conocer este mítico lugar, podrán realizar visitas de entre 30 y 40 minutos de duración. La misma podrá completarse con un recorrido por los jardines y las terrazas del Casino.

Una escapada llena de lujo en la que se despliega elegancia, glamour y dinero. Un viaje en el que los amantes de la tecnología desplegarán sus gadgets más caros e innovadores de la mano de nuestros compañeros de Xataka que se encargarán de dar a conocer esos productos y brindar informacion y consejos.

Una escapada en la que no se hablará de aerolíneas de bajo coste, hostels y cuidar el bolsillo. Allí, las grandes marcas se encuentran a la orden del día y los euros se cuentan de a millones.

Más información | Wikipedia Foto | Flickr de Wolfiewolf y de Leandro Ciuffo En Xataka | Viaje de lujo: especial gadgets en viajes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos