Compartir
Publicidad

Guía para turistas que desean orinar en Roma

Guía para turistas que desean orinar en Roma
5 Comentarios
Publicidad

Me encuentro con esta fotografía en un post del blog de Juan Julián Merelo en el que trata de un tema que yo mismo he podido vivir en primera persona. Se trata de la falta de aseos públicos o locales en los que poder orinar en Roma, al menos con esa misma tranquilidad y facilidad con la que lo podemos hacer en prácticamente cualquier capital europea como París, Londres o Madrid sin ir ya más lejos.

Como sostiene el autor, cuando viajamos es muy importante la gestión de las necesidades fisiológicas, que debemos aliviar aprovechando nuestras visitas a museos, monumentos, establecimientos de hostelería... lo que en Roma se ha convertido casi en un arte en si mismo, como no podría ser menos en un país tan artístico como Italia. En Roma, los lavabos públicos brillan por su ausencia y las franquicias como Starbucks o McDonalds se cuentan con los dedos de la mano. Y en el resto de locales hosteleros los aseos están convenientemente cerrados bajo llave. Así que, o consumes o te orinas. Y ante una situación de urgencia fisiológica como para pararse a tomar nada. Por ello nos ofrece unas instrucciones para el viajero necesitado que no desee consumir en el local de turno:

  • En las cercanías del coliseo y foros no busques dentro de la estación del metro, ni optes por los parterres justo enfrente. Hay unos lavabos públicos cerca de la columna de Trajano, entre coliseo y Foros; si vas desde la parada del metro, están justo enfrente y un poco a la izquierda, siguiendo la curva del Coliseo.
  • En las cercanías de la plaza de España, puedes intentarlo en el hotel Haussier (bajando desde la iglesia de la Trinitá, a la derecha desde la plaza de España). Es el más lujoso de Roma y posiblemente te pongan mala cara, pero luego que te quiten lo bailao. Lo reconocerás fácilmente porque tiene coches como éste aparcados en la puerta.
  • Justo a la derecha de San Pietro in Vincoli (antes de subir las escaleras, a la derecha), hay una sede de la universidad La Sapienzia. Los toiletti (si es que te da corte preguntar) están entrando en el pasillo a la derecha.

Vía | Atalaya Fotografía | jmerelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio