Compartir
Publicidad
Innsbruck, la ciudad atrapada en los alpes
Europa

Innsbruck, la ciudad atrapada en los alpes

Publicidad
Publicidad

Escondida entre los Alpes austríacos se esconde Innsbruck una de las ciudades más bonitas de Austria. Enclavada entre altísimas montañas, la ciudad guarda monumentos preciosos y calles pintorescas: Innsbruck, la ciudad atrapada en los Alpes.

Innsbruck está en el corazón del Tirol austriaco. Se encuentra en el valle del río Inn, un valle muy profundo rodeado de altas montañas. La cultura tirolesa está patente en todas sus calles y rincones. Es la perfecta combinación entre ciudad y naturaleza.

La ciudad

La historia de Innsbruck tiene mucho que ver con el río que le da nombre. Innsbruck significa “el paso del río Inn”. Nació como un campamento para las rutas que atravesaban los Alpes. El comercio generó sus ingresos y alrededor del siglo XIII, el campamento se convirtió en ciudad.

Inns2

La arquitectura predominante de Innsbruck es la gótica, al expandirse durante los siglos XIII y XIV. Innsbruck tiene uno de los cascos antiguos más bonitos y mejor conservados. Sobre todo su antigua avenida principal, la Herzog Friedrich Strasse, característica por los estrechos pasadizos cubiertos de bóvedas por los que se camina en sus calles.

Esta calle termina en el llamado “Tejadillo de Oro”, una especie de balconcito real que mandó construir Maximiliano I de Habsburgo en el Palacio de Friedrich IV, para la boda de una pariente suya. Este Tejadillo es uno de los símbolos de la ciudad. No obstante, no es de oro, sino que se trata de tejas de cobre doradas al fuego, dando un aspecto de oro.

Inns3

La ciudad tiene otros monumentos interesantes como la Basílica de Wilten, la Catedral de Santiago o la Torre de la Ciudad. Esta última era la torre del antiguo ayuntamiento, y es quizá el monumento más bonito de Innsbruck. Se puede subir a la torre, para tener una buena vista de la ciudad, pero para eso es mucho mejor subir a las montañas.

La montaña

Las montañas son las verdaderas protagonistas de Innsbruck. Los picos que rodean la ciudad llegan a los 2500 metros mientras que la ciudad está a una altura de 500 metros sobre el nivel del mar. Son casi 2 mil metros de desnivel, un contraste impresionante.

Innss4

La montaña más visitada es el pico Nordkette, al norte de la ciudad. Tiene teleférico pero se puede subir a pie (quizá necesitéis pasar la noche en un refugio o hutt para poder hacer esto). Desde allí se puede ver todo Innsbruck, las montañas del sur y del oeste.

Yo os propongo, en cambio, subir a las montañas del sur, coronadas por el pico Patscherkofel. A esta montaña, más pequeña que sus vecinas del norte, se puede subir en un solo día, y sus senderos tienen menos dificultad. Además, desde allí tendréis la vista de las montañas del Norte, que son espectaculares.

Inn5

Como no podía ser de otra manera, los deportes de invierno son muy practicados en la ciudad. Incluso se puede esquiar en verano en estaciones que están como a una hora de Innsbruck. Pitzal o Kitzsteinhorn son algunos ejemplos: son glaciares que conservan su nieve durante todo el año.

Cuando tengáis ocasión, no desaprovechéis la oportunidad de visitar una ciudad tan única como ésta, donde la ciudad y la montaña, lo urbano y lo natural están tan hermanados por lo que yo digo que Innsbruck es la ciudad atrapada en los Alpes.

Fotos | Gzegorz Jereczek | Tim Sackton | Abhijeet Rane | valanzola.t | Michela Simoncini
En Diario del Viajero | Consejos para recorrer Somosierra, la zona más bella de la sierra de Guadarrama
En Diario del Viajero | Split, la villa romana que se convirtió en la capital de Dalmacia, en Croacia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio