Compartir
Publicidad

Islas Eolias: Primeras impresiones turísticas

Islas Eolias: Primeras impresiones turísticas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de octubre, la llegada en barco a las Eolias, a media tarde, sorprende por su oscuridad. Apenas unas bombillas de luz débil nos recuerdan que estas islas están todas ellas permanentemente habitadas. Y ante tal acumulación de cráteres extinguidos y volcanes todavía activos, uno piensa que hace sólo unos miles de años las entrañas enteras de la Tierra salieron a la superficie justamente por esta parte del mundo. Las Eolias nos ofrecen hoy en día playas de todo tipo de arena negra o de piedras y el contacto con un entorno definitivamente agreste.

El clima no es exageradamente frío a finales de octubre, incluso uno no puede descartar pegarse un baño, pero el estado del mar puede complicar bastante las comunicaciones entre islas, hasta el punto que en ocasiones obliga incluso a recurrir a un helicóptero para abastecer a los habitantes. Aunque el verano tampoco es ninguna garantía en este sentido, puesto que en pleno agosto una pequeña tormenta puede dejarnos atrapados en una de las islas durante días.

IMG_1869.JPG
Las Islas Eolias se encuentran hoy en día en pleno proceso de autocomprensión, y buscan una respuesta satisfactoria a la pregunta sobre qué tipo de turismo, cómo, y especialmente cuándo se quiere vender. Desean ampliar la temporada turística al invierno, con el probable aliciente para algunos viajeros del contacto con una naturaleza algo más descontrolada a causa del tiempo. La oferta hotelera no es extraordinaria, a pesar de que la principal actividad económica en todo el archipiélago sea precisamente el turismo.

En verano suele ser complicado conseguir alojamiento, y en invierno sería lo más fácil del mundo si no fuera porque muchos establecimientos permanecen cerrados. En este caso, habrá que recurrir al alquiler de habitaciones en casas particulares. Los servicios en todas las islas son bastante básicos, más próximos al turismo rural que al de playa, y en la mayoría de establecimientos encontraremos un agradable trato informal.

La principal ventaja de la orografía de las Eolias es que los desplazamientos entre islas, que tienen contacto visual entre ellas, son relativamente rápidos incluso con los aliscafos, los pequeños barcos que se encargan de mantener las islas en contacto permanente. La gran desventaja es que todo ello depende exclusivamente de la situación del mar, y en ocasiones un corto trayecto con el mar agitado puede llegar a parecer una eternidad.

Poca información se puede encontrar sobre las Eolias a nivel oficial. Algunas páginas donde podéis encontrar más información que os pueden ayudar son La Sicilia, Shine Sicily o Isole Eolie.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos