Compartir
Publicidad

Islas Eolias: Vulcano

Islas Eolias: Vulcano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las islas de Lipari y Vulcano están separadas por un breve trayecto en barco durante el que se va confirmando lentamente la enorme dimensión del Gran Cratere o Fossa di Vulcano.

El puerto de la isla se encuentra a los pies del cráter, y nada más descender del barco el volcán se nos presentó con un persistente olor a azufre que no nos abandonaría durante toda nuestra estancia en la isla. A pesar de ello, la actividad del volcán se limita a emisiones de gas.

La isla de Vulcano estuvo totalmente deshabitada hasta el siglo XVIII, y en el siglo XIX registró una importante actividad minera. Una tremenda erupción volcánica en 1888 volvió a dejar la isla prácticamente deshabitada, hasta que el turismo volvió a llenar la isla de visitantes y residentes.

img_1886.JPG A pesar de que a finales de octubre Vulcano es una isla prácticamente desierta, en verano es una de las más concurridas de las Eolias.

Recibe principalmente un turismo de balneario (reposo y curaciones) que ofrecen los lodos de fango de Vulcano o las mismas playas de agua templada formadas por el volcán. Incluso en invierno, las aguas siguen calientes gracias a la acción de las humaredas volcánicas.

Una de las excursiones recomendables en Vulcano es el ascenso al cráter, al llamado Valle de los Monstruos, donde las humaredas de azufre nos transportan a un mundo inhóspito y misterioso. Desde los pies de la isla, en menos de dos horas se alcanza caminando la cima de volcán que se encuentra a poco menos de 400 metros de altura.

Más información, Vulcano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos