Publicidad

La cataratas del Krka. Un baño en Croacia

La cataratas del Krka. Un baño en Croacia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si queréis conocer una de las cataratas más impresionantes de Europa y daros un baño en sus aguas, visitad las Cataratas del Krka, situadas en el Parque Nacional del Krka. Podréis dar un paseo de unas dos horas a lo largo de distintas cascadas que tiene el río Krka en su paso hacia el Mar Adriático, en Croacia.

El Parque Nacional del Krka se encuentra en el centro de la región croata de Dalmacia. Está a muy pocos kilómetros de Šibenik. De hecho, el río Krka, el protagonista de estas cataratas, desemboca en la ciudad de Šibenik.

La zona de las cataratas Krka

La zona del parque donde se encuentran las cataratas se conoce en croata como “Skradinski Buk”, pero todo el mundo os informará de ella en su denominación en inglés, The Krka Waterfalls.

Se accede a través de un ferry que os lleva desde el pueblo Skradin hasta las cataratas. Hasta Skradin se puede llegar en autobús o por carretera. Las cataratas del Krka forman un parque natural algo similar al de los Lagos de Plitvice, también en Croacia. A pesar de la fama de Plitvice, el Parque de Krka no tiene nada que envidiarle a su vecino.

krka2red.jpg

El paseo es algo maravilloso y se hace muy corto. El parque está lleno de vida. Hay una gran cantidad de tipos de peces, aves y mamíferos. No es raro ver muciélagos o entre las aves, halcones peregrinos, águilas pescadoras e incluso águilas reales, por lo que el Parque tiene interés si sois aficionados al avistamiento de rapaces.

Más allá de la fauna, lo que de verdad impresiona son las enormes y múltiples cataratas del recorrido. Las aguas son de un color fascinante, entre azul turquesa y verde esmeralda, y por supuesto totalmente transparentes.

Por ese motivo, al ver todo aquello dan muchas ganas de pegarse un chapuzón. Éste es el único Parque Natural de agua dulce en Croacia donde permiten bañarse. Sin embargo, aunque dan ganas de bañarse desde el principio, sólo está permitido en la zona de la cascada final, lo cual no es poco. Meterse en el agua y sentir la fuerza de la catarata es algo inolvidable.

krka3red.jpg

Otras zonas de interés

Además de Skradinski Buk (que nosotros hemos llamado “Cataratas del Krka”), el Parque Nacional del Krka cuenta con otras dos zonas que ni opinión también son de gran interés si estáis recorriendo Croacia: Roški Slap y Visovac.

Roški Slap es otro conjunto de cascadas algo más pequeñas que las primeras, visitables mediante un ferry que sale de Skradinski Buk o por carretera. No os decepcionarán.

Visovac, es una isla muy interesante. Se encuentra en medio del río Krka, en una zona situada un poco más al norte que las cataratas. Esta isla, guarda un monasterio franciscano en su interior, que recuerda un poco al de la isla del lago Bled de Eslovenia. También es accesible por ferri desde Skradinski Buk o por carretera.

En resumen, una visita al Parque Nacional del Krka es algo único para disfrutar durante una visita a Croacia que os recomiendo sin dudarlo. Da la sensación de entrar en el Edén por un momento y sentirte parte de él. Desde luego, da qué pensar porque es un lugar donde la naturaleza te toca.

Espero que esta crónica sobre la zona de las cascakas del Krka en Croacia os anime a vivir en carnes propias la experiencia de daros un buen chapuzón en ellas, estoy seguro de que no os decepcionarán.

En Diario del Viajero | Sibenik, uno de los destinos más interesantes de Croacia
En Diario del Viajero | Brac, mi isla preferida en Croacia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir