Compartir
Publicidad

La ciudad donde no existen las señales de tráfico (y, sin embargo, no es un caos de circulación)

La ciudad donde no existen las señales de tráfico (y, sin embargo, no es un caos de circulación)
0 Comentarios
Publicidad

Hans Monderman fue el ingeniero de tráfico más famoso del mundo y se hizo célebre por su aversión a las señales de tráfico, que consideraba generalmente demasiado obvias y cuyo abuso podía producir en el conductor que al final se insensibilizase a ellas.

Solo había una señal que Monderman adoraba, la que se levanta en la linde de la pequeña aldea de Makkinga, en Frisia, Holanda: anuncia un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora, y luego dice: verkeers-bordvrij. Es decir, «libre de señales de tráfico». Una señal de tráfico que anuncia la ausencia de señales de tráfico.

En el censo del 1 de enero 2006 tenía 1.039 habitantes. Hubo un tiempo en Makkinga fue el pueblo más grande en Ooststellingwerf, con cerca de 1.900 habitantes. Oosterwolde ahora tiene la distinción de ser el pueblo más grande en el municipio. El último sábado del mes de marzo a octubre, se celebra un gran mercado organizado por los agricultores del pueblo.

Así que si queréis conducir libres no os perdáis un recorrido por Makkinga, pues allí no encontraréis semáforos, ni señales de stop, ni de prohibido aparcar, ni cedas el paso, ni dirección prohibida. Makkinga fue el primer lugar en declararse libre de señales de tráfico, y hasta el momento no ha tenido problemas por ello. Diversas ciudades de Alemania, Suecia o el Reino Unido han empezado a implantar este sistema en una parte de su superficie (hay determinadas avenidas donde tal opción no es posible sin causar graves problemas).

España también tiene un lugar libre de señales de tráfico (que antes sí tenía): Amorebieta (Vizcaya), donde hace ya diez años que retiraron los semáforos y han reducido un 80% el número de atropellos y accidentes.

Vía | Naukas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio