Publicidad

La cueva Dunmore, en Irlanda

La cueva Dunmore, en Irlanda
Sin comentarios

Publicidad

La isla verde tiene un atractivo especial también para los amantes del espeleoturismo, o la visita a cuevas y cavernas. El subsuelo de Irlanda guarda muchos espacios para recorrer y en este caso, hoy vamos a visitar uno de ellos: la cueva Dunmore.

La historia y la geología se combinan en esta cueva brindando una mirada diferente al Condado de Kilkenny. Se trata de una serie de cámaras formadas a lo largo de millones de años con grandes formaciones de calcita.

La cueva ya era conocida y utilizada por el hombre hace siglos, y se la menciona ya en un antiguo texto irlandés (The Triads of Ireland) en el siglo IX. Su historia inlcuye un hito sangriento ya que se supone que fue el escenario de una gran masacre vikinga en el año 928. Los estudios arqueológicos llevados a cabo en la cueva Dunmore confirman la presencia de vikingos en la misma en aquella época.

La visita se inicia con el acceso al Centro de Visitantes donde un audiovisual (únicamente en inglés) cuenta la formación y evolución de la cueva a lo largo de 350 millones de años, sus características y ecología propia. También hay una exhibición de formaciones y una muy clara explicación de cómo se formaron, además de un diorama con el recorrido de la red de cavernas de Dunmore.

La visita a la cueva en si misma dura aproximadamente una hora y el recorrido se realiza a través de plataformas y escaleras (no es accesible con sillas de ruedas). La única forma de acceder es en grupo con un guía naturalista y este servicio está incluido en el costo de la entrada (unos 4 euros por adulto y 2 euros los menores y mayores de 65 años).

La cueva está abierta todo el año y durante primavera y verano encontrarás una simpática casa de té anexa al Centro de Visitantes donde beber una taza de té y probar unos ¡cupcakes caseros!.

En Diario del viajero | Espeleoturismo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir