Compartir
Publicidad
Publicidad

La Piazza Navona (Roma)

La Piazza Navona (Roma)
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De mi estancia en Roma recuerdo con cariño el paso por varias plazas, todas ellas muy bellas y, aunque unas más concurridas que otras, cada una con su particular encanto. La Piazza Navona es considerada por algunos de las mejores plazas del mundo e incluso uno de los lugares más románticos de la tierra, por algo será.

La Piazza Navona es una de las plazas más elegantes de la capital italiana, rodeada de edificios y esculturas de Bernini, Borromini y otros artistas barrocos. Aún conserva la forma alargada del estadio que Dominicano mandó construir en el siglo I para albergar competiciones de atletismo. Entonces se llamaba Stadio Domiziano o Circus Agonalis y tenía capacidad para 30.000 espectadores. En ella se han llevado a cabo también representaciones teatrales y carreras de caballos. Así que es un lugar con mucha historia...

En el centro se alza la que muchos creen la mejor obra escultórica de Bernini, la Fontana dei Quattro Fiumi o Fuente de los Cuatro Rios: imprescindible una foto frente a ella. Junto con la Fontana de Trevi, es uno de los mejores ejemplos de urbanismo barroco. El obelisco que la corona parece suspendido en el aire, y las figuras que la rodean transmiten una fuerza magnífica, acorde con la grandeza de los ríos que representan.

Hay otras 2 fuentes en la plaza, esculpidas por el escultor del siglo XVI Giacomo della Porta, la Fontana del Moro en la parte sur y la Fontana di Nettuno en el norte, con las que se cierra la simetría.

En uno de los lados se encuentra la iglesia de Sant'Agnese in Agone, obra de Francesco Borromini, con una fabulosa fachada y un interior muy ornamentado. Esta iglesia tiene en sus galerías subterráneas restos de una iglesia primitiva y del Circo de Dominicano. Restos de este estadio también se pueden contemplar desde el nº 16 de la cercana Piazza del Tor Sanguigna.

La palabra "navona" se cree que es una degeneración de "Agon", competición de atletismo, lo cual también explicaría el origen del nombre de la iglesia que acabamos de ver, Sant'Agnese in Angone.

Podemos tomarnos un capuccino en uno de los múltiples cafés que hay alrededor de la Plaza Navona, o comprar alguna lámina de los pintores que se instalan en sus puestecillos a lo largo de la misma. En ella se congregan todo tipo de artistas, y en navidad se convierte en un mercadillo que vende productos típicos de la tierra y todo tipo de adornos navideños.

No olvidemos, ya que estamos cerca, pasar por la Piazza Pasquino o visitar el fabuloso Palazzo Spada.

Más información | Wikipedia En Diario del viajero | Las plazas más bonitas de Italia En Diario del viajero | Las mejores plazas del mundo En Diario del viajero | Artículos sobre Roma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos