Compartir
Publicidad

Redu: el primer Pueblo del Libro del continente europeo (y por qué los norteamericanos tienen más cáncer de piel)

Redu: el primer Pueblo del Libro del continente europeo (y por qué los norteamericanos tienen más cáncer de piel)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos en las postrimerías del Día del Libro, así que espero que todos vosotros tengáis entre las manos un libro nuevo, o dos, o tres, o tantos como personas hayan querido demostraros que os tienen cierto afecto. Así pues, como día especial dedicado a la literatura, si el otro día os hablaba del curioso Hay-on-Wye, un reino independiente de los libros, hoy me gustaría descubriros un pequeño pueblo de Bélgica: Redu.

Redu, al sur de Bélgica, es pequeño, pero cada año llegan aquí más de 200.000 visitantes porque Redu es el primer Pueblo del Libro del continente europeo. Fue inaugurado en 1984, cuando Noel Anselot, Richard Booth, Gerard Valet, y Leon Magin, crearon en un pequeño pueblo de las Ardenas belgas

Además de 24 librerías, cuenta con restaurantes, exposiciones, cursillos y toda clase de actividades relacionadas con el mundo de la literatura.

Dando un paseo por Redu

Boekenwinkel
Hay naciones que, a poco que nos fijemos en algunos detalles, enseguida revelan las costumbres de sus lugareños. Por ejemplo, en Estados Unidos sabemos que la gente es muy aficionado a ir de un sitio al otro en coche (es uno de los países del mundo donde menos se camina) porque los norteamericanos tienen mayores índices de cáncer de piel en su lado izquierdo.

¿Cuál es la razón? Que los norteamericanos pasan tanto tiempo en los coches que los conductores (sobre todo hombres) exponen demasiado el lado izquierdo de su cuerpo y protegen a la sombra el lado derecho. Puede buscarse el efecto opuesto en los países donde la gente conduce por la izquierda, como es obvio.

La cantidad de libros que podemos encontrar por doquier en el pueblo de Redu enseguida nos dirá algo esencial sobre sus habitantes: que su pasión es la literatura, que viven para y por los libros, y que probablemente muchos de ellos no sólo consideran el libro como una forma de ganarse la vida sino como ventanas para viajar a otros mundos, como viajeros de la imaginación.

Para llegar hasta Redu hay que recorrer carreteras comarcales que serpentean hasta arribar a una pequeña aglomeración de casas construidas en torno a una iglesia románica. Hay librerías de todo tipo, desde libros viejos hasta libros de historia. Incluso encontraremos la librería Fahrenheit 451, que es una cooperativa de tres amantes de la literatura popular, en especial de ciencia ficción y fantástica. La librería Artículo 31 está especializada en derechos humanos.

Librairie Ardennaise, especializada en libros sobre África, está ubicada en el antiguo establo de una granja, donde aún pude verse la larga viga metálica con los aros para atar a las vacas. Libraire Yves Deprins sólo vende sus libros a través de Internet.

En Taller Colpin se fabrica papel de forma artesanal, así como la encuadernación. Redu cuenta, en total, con una decena de artesanos, y cinco galerías de arte.

Euro Center
Uno de los principales eventos anuales es la "Noche del libro", en el mes de agosto, en la que todas las librerías permanecen abiertas. ambién cuenta con un parque de atracciones en la cercana aldea de Transinne , uno de los pocos en Europa dedicado al espacio y la astronáutica, Euro Space Center.

Más información | Babab Foto | Marie-Claire | Wikipedia En Diario del Viajero | Hay-on-Wye: el reino independiente de la literatura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio