Publicidad

Sarajevo, la Jerusalén de Europa

Sarajevo, la Jerusalén de Europa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sarajevo es la capital de Bosnia-Hercegovina y es una de las pocas ciudades europeas donde conviven pacíficamente musulmanes, católicos, ortodoxos y judíos. Por eso a Sarajevo se la llama, la “Jerusalén de Europa”, ya que esta convivencia es la que normalmente se atribuye a la ciudad israelita de las tres religiones.

Aunque inicialmente se trataba de una ciudadela eslava, pronto pasó a formar parte del Imperio Turco. Los turcos fueron los responsables de toda la región antigua de la ciudad, de edificios bajos y puestos de madera. Precisamente a los turcos les debe su mezquita más antigua, y su nombre derivado de Bosna-Saraj. Llegó a ser la segunda ciudad más importante del imperio otomano después de Estambul, y la más importante de toda la región de los Balcanes.

La zona turca de la ciudad es para mí la más atractiva. Cuando la visité, estaba repleta de puestos donde se vendían alfombras, especias, ropa, carne, fruta y cualquier otra cosa que os podáis imaginar, recordándome cualquier bazar o mercado árabe. Las calles son muy estrechas, y es muy fácil perderse, pero en contra de lo que piensa mucha gente, la ciudad te transmite sensación de ser muy segura.

En plena zona turca, se pueden encontrar bares turcos, similares a las teterías, donde no se puede beber alcohol y se fuma la cachimba o shisha; también hay bares convencionales. Esto puede daros una idea de las mezclas raciales que hay. Puedes ver por ejemplo, una mujer de raza típicamente eslava con el velo musulmán, o una mujer de rasgos musulmanes con ropa europea.

tiendas barrio turco

El imperio austro-húngaro y la I Guerra Mundial

En el siglo XIX, el Imperio Astro-Húngaro obtuvo el control de la ciudad. Bajo su tutela, se amplió la ciudad y se formaron los edificios más típicos del art-nouveau o modernismo típico europeo, en la parte moderna de la ciudad. Esto generó una mezcla de culturas preciosa, unión de los mundos occidental y oriental en plena Europa, que francamente, sobrecoge todavía hoy en día.

Poder ver juntas una Iglesia Ortodoxa, otra Católica, varias Mezquitas y una Sinagoga es algo que enriquece mucho la cultura de la ciudad. No es casualidad que la principal estatua de la ciudad tenga el lema “L’Uomo multiculturale construirà il mondo”.

Mezquita de sarajevo

Como es bien sabido, en el año 1914 fueron asesinados Francisco Fernando de Austria y su esposa en el puente latino de la ciudad cuya foto preside esta entrada, incidente que finalmente desembocó en la Primera Guerra Mundial. A partir de ese momento la ciudad no ha sufrido más que penurias y ha sido el centro de numerosas batallas y sangrientos incidentes.

Historia reciente

Desde entonces hasta hoy, la ciudad de Sarajevo ha formado parte del Reino de serbios, croatas y eslovenos, luego fue parte de la Croacia fascista para pasar al estado comunista de Yugoslavia tras la segunda Guerra Mundial, república a la que perteneció hasta la escisión de Yugoslavia tras la muerte de Tito.

Después, hay que recordar que Bosnia sufrió una de las guerras más crueles del mundo moderno en los años 90, y la ciudad de Sarajevo fue de las más afectadas por bombardeos y muertes. Estas desgracias han otorgado a Sarajevo la fama de ser una “olla a presión” donde se generan las guerras, cuando en realidad es una ciudad agradable y pacífica.

escultura luomo en sarajevo

No son pocos los monumentos que han dedicado los bosnios a sus soldados muertos. En Sarajevo podemos encontrar las “rosas rojas”, que no son más que manchas enormes de sangre de los muertos en la guerra, condecoradas como homenaje, la escultura de las lágrimas de madre en el parque principal, o la llama permanentemente encendida, y las tumbas de Sarajevo.

Además también son visitables los Túneles de la Esperanza. Éstos fueron construidos por los bosnios para escapar de los serbios en la guerra. La leyenda dice que los túneles se abrieron por ambos lados, y por obra del cielo los extremos convergieron en el mismo túnel y los bosnios fueron capaces de escapar.

La ciudad está formada por cuatro municipios agrupados: Centar, Novi Grad, Nuevo Sarajevo y Stari Grad, cada uno con su propio gobierno municipal. Los cuatro gobiernos, forman unidos el gobierno de la ciudad que tiene su propia constitución.

No quiero terminar así esta entrada sobre Sarajevo sin recordar su belleza e insistir en su capacidad de convivencia. En esta ciudad tienen algo único, tienen cuatro religiones diferentes en 400 metros cuadrados. Y en plena Europa, nada menos.

Sin duda, la historia ha sido muy cruel con Sarajevo y Bosnia-Hercegovina, pero la Jerusalén de Europa es una ciudad tranquila y diversa en la que conviven todas las culturas en un espacio mínimo. Sarajevo es una ciudad única.

Imágenes | Monika | SphotoE | Rejflinger | Paolabart En Diario del Viajero | Bled el maravilloso pueblo del lago en Eslovenia
En Diario del Viajero | Kotor, la recóndita ciudad de Montenegro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir