Compartir
Publicidad
Se hace la luz sobre el misterio de las esculturas con los ojos vendados de Marsella
Europa

Se hace la luz sobre el misterio de las esculturas con los ojos vendados de Marsella

Publicidad
Publicidad

El pasado mes de julio, con ocasión de la 16 edición del Festival de Jazz de los 5 Continentes celebrado en Marsella (Francia), la escultura de la Allégorie de la Durance del Palais Lonchamp apareció con los ojos vendados con un trapo de terciopelo de color rojo bermellón.

Esta escultura realizada en piedra representa un carro surgiendo de un castillo de agua tirado por cuatro toros que parece dirigirse a la ciudad. Esta imponente escultura de 10 metros de altura es obra del artista Jules Cavelier, y forma parte de un conjunto edificado en el año 1862 para la conmemoración de la llegada a Marsella de las aguas del río Durance.

Palais Longchamp Marseille1

En el carro están representados tres personajes alegóricos femeninos. La figura que representa a la Durance está en el centro vestida con un péplum, y apoya su pie sobre un ánfora volcada. Todo en ella revela la fecundidad que trae a la tierra regada.

Palais Longchamp Marseille2

El caso es que, a partir de entonces, varias e importantes esculturas de esta ciudad, y de otras, han aparecido de la noche al día con los ojos tapados por el famoso trapo rojo sin que nadie supiese el motivo.

El pasado miércoles, La Provence (un periódico de la localidad), recibió una carta firmada por una organización llamada Blind Symbols que reclamaba la autoría de los hechos diciendo que "se trataba de una manifestación ligera a la consecuencia material inexistente, que pretende una reconquista del patrimonio artístico y memorial colectivo a partir de la interrogación y de la sublimación".

Marsella Andreallar

Aún siendo franceses el mensaje resulta bastante críptico. Todo apunta a que se trata de una acción centrada en la belleza del gesto. Algo tan poético como artístico, ya que la gente al pasar no puede por menos que fijarse en todas estas esculturas a las que ya no prestaban atención.

Fontaine Moliere Paris3

Lógicamente, la identidad de quienes se dedican a tapar los ojos a las esculturas con un vistoso trapo de color rojo para que la gente abra los suyos no ha sido desvelada, entre otras cosas porque, probablemente, podrían enfrentarse a una cuantiosa multa. En cualquier caso, y como dicen los franceses, un coup d’oeil inspirant!

Esculturasvendadas

Vía | La Provence
Fotos | Blind Symbols
En Diario del Viajero | Super Lambanana, uno de los símbolos de Liverpool

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio