Compartir
Publicidad

Todo lo que necesitas para la vuelta al mundo en tu vehículo. ¿Coche o moto?

Todo lo que necesitas para la vuelta al mundo en tu vehículo. ¿Coche o moto?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Planeando dar una vuelta al mundo overland? ¿Mejor hacerlo en coche o en moto? La pregunta es bastante retórica. Quien quiere viajar en coche lo tiene bastante claro de antemano, lo mismo que quien quiere hacerlo en moto. No obstante, tras años de experiencia en viajes en motocicleta por el mundo, creo que puedo sugerir una serie de ventajas e inconvenientes objetivos de ambos tipos de vehículos.

Un coche es siempre más cómodo, tiene mayor capacidad de carga, puede ser tu dormitorio, es más seguro en caso de accidente, pero también consume más combustible, es un suplicio conducirlo en ciudades masificadas y sobre todo resulta mucho más caro de transportar "overseas", o sea, a través del mar para superar las barreras transcontinentales.

Un coche todoterreno es como un palacio rodante para el viaje overland. Alguna vez he realizado el mismo recorrido en coche y en moto, como cruzar el Sahara, y comprendí que conducir un coche no suponía un desafío como sí supone una motocicleta. Pero cuando uno planea una vuelta al mundo, normalmente no piensa en superar retos físicos sino en viajar y conocer. Y en ese sentido, el coche puede ser la mejor opción.

n

Y sin embargo... Sin embargo, una motocicleta encierra un aura de aventura e independencia que jamás tendrá un coche. Me permitirá el lector el autoplagio. Conté en mi libro de aventuras por África Un millón de piedras que en Dar es Salaam, Tanzania, me encontré con un holandés recién llegado que se quedó mirando con horror las quemaduras que el sol había hecho en mi piel tras largas horas en moto. Me lanzó una pregunta.

"- Dime una cosa, ¿por qué no viajas en coche?

Aquel bienintencionado muchacho tenía todavía mucho que aprender. Una vez que te engancha el motociclismo, estás atrapado para siempre. Es posible que por miedo, por presión familiar o por responsabilidades mal entendidas dejes de montar, pero lo cierto es que siempre lo echarás de menos. Es una adicción más. El que monta lo sabe; el que no lo hace no lo entenderá jamás. Aun así, traté de explicárselo:

  • El viaje en moto es una de las últimas aventuras reales que quedan. Un automóvil es una caja en la que uno se aisla del exterior, pero sobre una motocicleta uno es el exterior. No hay barreras entre tú y el paisaje; sobre ti golpeará la lluvia, el viento y el sol. Claro que te cansarás antes y estarás expuesto a graves riesgos. Pero serás ágil. Serás centauro, caballero y nómada de corta impedimenta. No cargarás más que con lo imprescindible y aprenderás a renunciar a lo accesorio. Si ésto no te parece motivo suficiente, no creo que pudieras entenderlo ni aunque estuviéramos hablando durante horas..."
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio