Compartir
Publicidad
Publicidad

Viaje a Sicilia: recomendaciones de la casa

Viaje a Sicilia: recomendaciones de la casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya son cerca de 5,000 los artículos publicados en Diario del Viajero y, a veces, conviene repasar antiguos artículos que tenemos guardados en la recámara

Hoy rescataré los dos viajes que he realizado a Sicilia durante los dos últimos años como recomendación de la casa de hoy. Escogo Sicilia especialmente porque se trata de un destino que va creciendo en su demanda turística, porque puede visitarse durante todo el año gracias a su clima mediterráneo y porque las compañías aéreas de bajo coste como Ryanair y Windjet nos facilitan la tarea con vuelos directos a Catania, Palermo y Trápena.

Sicilia es una isla de gran envergadura. En una semana es imposible cruzar la isla de costa a costa; esto no sólo es debido a su tamaño sino también por la red mediocre de carreteras que existen en la isla. A finales de 2007 viajé a Catania y opté por concentrarme en el interior de Sicilia.

19595526_f69fa5e6ab_b.jpg

No en vano, Sicilia es el lugar del mundo con más lugares declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco por kilómetro cuadrado. Entre ellos destaca el corazón del barroco siciliano con las siguiente ciudades que bien merecen la pena visitar:

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2007/12/16-viaje-a-sicilia-un-paseo-por-ragusa-ibla">Ragusa Ibla</a></li>

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2007/12/22-viaje-a-sicilia-visita-a-modica">Modica</a></li>

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2007/12/27-viaje-a-sicilia-visita-a-scicli">Scicli</a></li>

Las tres ciudades están consideradas patrimonio de la humanidad y un simple paseo por sus calles empedradas ofrecen al viajero una sensación de escape del siglo XXI. Los precios son muy inferiores a la media italiana y se come de maravilla y con todo el tiempo del mundo por delante.

También puede hacerse multitud de escapadas o actividades deportivas como pasear en kayak o a caballo en las inmediaciones del lago de Santa Rosalía. Uno también puede alquilar una bicicleta y realizar un hermoso recorrido por los verdes valles que circundan la ciudad de Ragusa. Y también realizar un trekking por alguna de las famosas cavas que cortan la montaña.

Fue una espléndida semana donde preferí conocer profundamente una zona y evitar largos desplazamientos y llevarme así un buen recuerdo de un lugar concreto de la isla. Ya tendría más ocasiones para visitar el Etna, Palermo y otras zonas de Sicilia.

img_1821.JPG
El año pasado, efectivamente, volví. Y esta vez me dediqué a una zona todavía más remota. Se trata de las islas Eolias en el norte de Sicilia.

Si adentrarse en la zona de Ragusa venía a ser algo así como viajar en el tiempo 20 años atrás, la sensación en las islas Eolias se multiplica todavía más. Apenas se ven luces en los pueblos durante la noche y los temporales pueden dejar incomunicadas las islas durante un buen tiempo. La norma que impera es la tranquilidad, la calma y el buen sentido del humor.

Durante una semana, con la isla de Salina como punto neurálgico del viaje, visité en barco las hermosas islas de:

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2008/11/24-islas-eolias-lipari">Lipari</a></li>

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2008/11/23-islas-eolias-vulcano">Vulcano</a></li>

<li><a href="https://www.diariodelviajero.com/2008/11/22-islas-eolias-el-volcan-stromboli">Stromboli y su tremendo volcán</a></li>

La comunicación entre las islas hace de este destino un lugar apartado de las rutas turísticas y eso es una razón añadida para destacar las islas Eolias como una visita obligada para todos aquellos amantes de la naturaleza, la vida tradicional y el descanso.

Todavía me quedan unos cuantos lugares para visitar en Sicilia. Esta hermosa isla me enseñó a disfrutar del viaje con toda la calma del mundo y probablemente no tarde en volver para dedicarme a otros lugares conocidosde la isla como el espectacular volcán del Etna y ciudades como Palermo y Trapani. Todo en su tiempo y con la debida calma.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio