Publicidad

El monte Lykavittos, mirador de Atenas

El monte Lykavittos, mirador de Atenas
3 comentarios

Publicidad

A pesar de su proximidad al mar, Atenas es una ciudad plagada de montes y colinas (y rodeada de montañas imponentes). Una de las colinas más famosas es el monte Lykavittos (en castellano también conocido como Licabeto, en griego Λυκαβηττός).

Este monte se encuentra en pleno corazón de Atenas, y su altura empequeñece la no muy lejana Acrópolis. Las vistas que ofrece la cima de la colina son espectaculares. Se divisa toda la ciudad, incluida la Acrópolis con el mar de fondo. En días soleados, y si la nube de contaminación lo permite, se pueden ver las islas de Salamina y Eyina.

Existe un funicular que sube a la cumbre de la montaña, la estación se encuentra en la calle Aristippou. No obstante, recorrer el camino andando es altamente recomendable, ya que las laderas del monte, cubiertas de pinos, son uno de los pocos oasis verdes de la caótica capital griega.

En la cumbre podemos encontrar la ermita de San Jorge (Άγιος Γεώργιος), construida en el siglo XIX con el típico estilo de las pequeñas capillas ortodoxas que jalonan toda Grecia. En la ladera del monte se encuentra también un teatro al aire libre, sede de numerosos conciertos y obras de teatro.

Monte Lykavittos, Atenas

También podemos disfrutar de un café 'frappé' o una cerveza en la cafetería que se encuentra justo en la cumbre de la montaña, cuya terraza tiene unas vistas espectaculares. Eso sí, los precios quitan el hipo.

Así pues, si durante nuestra visita a la capital griega queremos hacer una pausa entre ruinas y museos, y además desconectar del ruido ateniense, sin duda el monte Lykavittos es una opción muy recomendable.

Imágenes | Ignacio Munguía En Diario del Viajero | Especial Viaje a Grecia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir