Compartir
Publicidad
Publicidad

Un paseo por el Esquilino, el Quirinal y la Piazza di Spagna de Roma

Un paseo por el Esquilino, el Quirinal y la Piazza di Spagna de Roma
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a dar un paseo por el Esquilino, el Quirinal y la Piazza di Spagna de Roma, que son algunas de las zonas más emblemáticas de la ciudad eterna y de las que no pueden faltar en ningún itinerario.

Para recorrer esta parte de la ciudad sólo hace un poco de entusiasmo y algo de dinero para comer y beber, ya que es un itinerario que se puede hacer a pie. Eso sí, mentalizaros para el continuo sube y baja de las colinas y la irregularidad de sus calles empedradas.

Empezaremos en la Stazione de Termini. Desde allí andaremos primero hacia el sudoeste y luego al noroeste. El recorrido se puede hacer en unas tres ó cuatro horas.

La primera parada es la Basilica de Santa Maria Maggiore. Está muy cerquita de Termini. Podéis tirar por la calle Gioberti y llegaréis a esta imponente basílica que cuenta con mosaicos del siglo V. Justo detrás de Santa Maria Maggiore está ubicada la Piazza del Esquilino.

Desde allí tomaremos vía Torino hasta llegar a la Piazza de la Repubblica donde contemplaremos su magnífica fuente de la Naiade y la magnífica Chiesa de Santa Maria degli Angeli, diseñada por Miguel Angel en 1593. Esta iglesia está ubicada justo en el corazón de lo que fueron las Termas de Diocleciano y está esculpida en la roca viva.

Luego nos dirigiremos hasta la mítica Fontana di Trevi. Se puede dar un pequeño rodeo pasando por Via Nazionale y luego por Via delle Quattro Fontane. Merece la pena detenerse en la pequeña Chiesa de San Carlo a le Quattro Fontane diseñada por Borromini y contemplar las cuatro magníficas fuentes en el exterior.

Nada comparables con la Fontana di Trevi, ubicada en la Piazza di Trevi, esta fuente es una obra maestra del Barroco. Sus alrededores son magníficos para degustar un gelato. Siempre está repleta de gente que se agolpa por los alrededores de la fuente para cumplir el ritual de echar una moneda por encima del hombro.

Una vez nos quedemos anonadados con la belleza de la Fontana di Trevi, viraremos hacia el norte buscando la Piazza di Spagna y su magnífica escalinata. La zona también está repleta de turistas exhaustos y de jóvenes flirteando con las muchachas. La escalinata es preciosa y su ascensión tiene como recompensa unas vistas estupendas de Roma.

Si os quedan fuerzas tras subir y bajar la escalinata os recomiendo que paseéis por Via de Condotti y sus alrededores. Aquí es donde cobra sentido la palabras lujo y podréis encontrar tiendas sólo aptas para gente con una cuenta corriente de escándalo.

Este sería un itinerario bastante rápido por el Esquilino, el Quirinal y la Piazza di Spagna de Roma. Si disponéis de más tiempo siempre podéis deteneros en lugares muy recomendables como el Museo Nazionale Romano, la Basilica di San Pietro in Vincoli, la Domus Aurea, la Piazza de Vittorio Emanuele II... por eso Roma es la ciudad eterna.

Imagen | Pau En Diario del viajero | Roma: Un paseo por la Piazza del Campidoglio, Roma: La Villa y el Museo e Galeria Borghese

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos